Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

entrevista

Pascual Cano: "El suelo debe trabajar para el agricultor, no el agricultor para el suelo"

Es el presidente de Agracon, asociación aragonesa dedicada a la defensa y divulgación de la agricultura de conservación, que ha cumplido dos décadas.

Pascual Cano es el presidente de Agracon.
Pascual Cano es el presidente de Agracon.
Agracón

¿Qué es Agracon?

Agracon es la Asociación Aragonesa de Agricultura de Conservación, que es aquella que tiene como finalidad hacer un mejor uso de los recursos agrícolas a través de un manejo integrado del suelo, del agua y de los recursos biológicos disponibles. Y todo esto unido a la utilización limitada de los factores de producción externos, contribuyendo a la conservación y a una producción agraria sostenible, gracias al mantenimiento de una cubierta orgánica permanente o semipermanente sobre el terreno.

¿Cómo surge la Asociación?

La Asociación nació en 1999 después de una reunión, el año anterior en La Almunia de Doña Godina de agricultores, ingenieros y técnicos que tenían una gran inquietud por poner en marcha técnicas novedosas de mejora para la producción.Actualmente, cuenta con 220 socios en la Comunidad.

¿Qué balance hace de estas dos décadas?

El balance es en general muy positivo. Hemos logrado expandir las técnicas de la agricultura de conservación y que el número de agricultores que las aplican crezca constantemente y que, a su vez, sean referencia para otros que se quieren incorporar a ello. Estamos cambiando el paradigma de que el agricultor trabaje para el suelo. Es el suelo el que debe trabajar para el agricultor.

Desde Agracon defienden la agricultura de siembra directa y sin laboreo ¿En qué consisten estas técnicas?

La agricultura de conservación se basa en varios pilares fundamentales: el primero de ellos es la siembra directa sobre el suelo sin voltearlo. Esto hace que se mantenga alrededor de un 30% de cobertura de restos vegetales, lo que genera una cobertura vegetal permanente que incrementa la materia orgánica y retiene mayor cantidad de agua en el suelo. Además, al no voltear el suelo, se inhibe la aparición de malas hierbas, que no llegan a la superficie. Esta cobertura vegetal, también contribuye a reducir el uso de fertilizantes que, en muchos casos, tienen un alto índice de nitrógeno. Así mismo, la rotación de cultivos que conlleva esta técnica resulta muy útil para el control de plagas, reduciendo el uso de pesticidas.

¿Qué ventajas tiene el uso de técnicas de agricultura de conservación?

Las ventajas son de dos tipos. En primer lugar, económicas. A los tres o cuatro años del empleo de estas técnicas se puede obtener un incremento de la producción de en torno a un 5%. A esto hay que añadir un ahorro de costes de alrededor del 25% y de un 50% de horas de trabajo. La perspectiva cambia, ya que al ahorro económico se le suma una mejora de la calidad de vida de los agricultores que tienen más tiempo para dedicar a otras actividades al margen del cultivo de la tierra. Pero también tiene ventajas medioambientales, ya que el suelo agrícola tiene un papel esencial como sumidero de carbono. Es decir, el suelo puede retener el carbono procedente de la fotosíntesis de la materia vegetal que cae al suelo y queda allí, por tanto, no se libera a la atmósfera. Además, se reduce el uso de maquinaria, como el tractor, por lo que también por esa vía, se contamina menos.

¿Para qué cultivos es más adecuada la Agricultura de Conservación?

Estas técnicas pueden aplicarse a cualquier tipo de cultivos. Tenemos socios que las llevan a cabo tanto en regadío tradicional como en secano o secanos áridos. Además existe una vertiente para las explotaciones de frutales, que es el uso de cubiertas vegetales permanentes, que retienen mayor cantidad de agua para nutrir a los árboles.

¿A qué barreras se enfrentan desde Agracon?

Una de las principales es que se trata de una técnica muy novedosa que intenta abrirse paso en un sector muy tradicional. Cuesta mucho animar a los agricultores de que pueden dejar de ser labradores y obtener resultados sin trabajar el suelo. También es difícil persuadirles puesto que los beneficios económicos aparecen tras un periodo de tiempo que algunos consideran demasiado largos. No obstante, hay que reconocer que cuando los agricultores se deciden a aplicarlas, se convencen.

En España hay aproximadamente 700.000 hectáreas de cultivo en las que se aplican estas técnicas

¿Cuál es la situación de la agricultura de conservación en España?

En España hay aproximadamente 700.000 hectáreas de cultivo en las que se aplican estas técnicas. De ellas, la mayor parte (un 34%) se encuentran en Castilla y León. La segunda Comunidad con mayor presencia de cultivos que se explotan por medio de agricultura de conservación es Aragón, con un 19%. En tercer lugar, se encuentra Andalucía, donde se localiza el 13% de la superficie de agricultura de conservación de toda España. Sin embargo, podemos decir que Agracon es la asociación más relevante de todo el país. Es el colectivo con mayor número de socios, un total de 220, y la única que cuenta con un técnico que apoya y asesora a los socios y la única que tiene un presupuesto propio que sale de las cuotas de los socios.

¿En qué otros países está presente la agricultura de conservación?

El país de referencia actualmente es Argentina. La Agricultura de Conservación también está bastante implantada en Brasil y en Estados Unidos, donde se aplica desde los años 30 o 40.

¿Qué retos se plantean para 2020?

Queremos seguir defendiendo la agricultura de conservación y trabajando en su difusión. En cuanto a la Asociación, pretendemos seguir creciendo en número de socios y contratar a un segundo técnico. Además, queremos ganar peso como interlocutores ante las administraciones públicas, que muchas veces no acaban de entender nuestra manera de trabajar la tierra.

Etiquetas
Comentarios