Despliega el menú
Aragón

"La siembra directa reduce un 60% las horas de trabajo en el campo"

Carlos Molina, técnico de Agracon, destaca las ventajas de unas prácticas agrarias que no solo ahorran costes sino que son respetuosas con los suelos.

Carlos Molina, técnico de la asociación aragonesa de agricultura de conservación.
Carlos Molina, técnico de la asociación aragonesa de agricultura de conservación.
Agracon

Alrededor de 115.000 hectáreas de tierras de cultivo de Aragón (en torno al 15%) se trabajan con técnicas de Agricultura de Conservación. Un sistema que como describe la FAO, defiende «un mejor uso de los recursos agrícolas a través de un manejo integrado del suelo, el agua y los recursos biológicos disponibles, unido a la utilización limitada de los factores de producción externos, contribuyendo a la conservación y a una producción agraria sostenible, gracias al mantenimiento de una cubierta orgánica permanente o semipermanente sobre el terreno». Para ello, es necesario aplicar técnicas específicas, como la siembra directa. Agracon es la asociación aragonesa que difunde y asesora en este tipo de agricultura. ¿En qué consiste la siembra directa?

La siembra directa es una técnica de manejo de la tierra de cultivo de la agricultura de conservación que se basa en tres pilares: el primero es mantener siempre el suelo cubierto de un manto vegetal para evitar la erosión; el segundo pilar es cultivar haciendo la mínima alteración del suelo, por ello, evitamos voltearlo para que mantenga su estructura natural. El tercer aspecto en el que se basa esta técnica es la rotación de cultivos. Esta rotación de cultivos se lleva a cabo en función de las propiedades de cada explotación agrícola.

¿Qué ventajas tiene?

Este tipo de siembra mantiene los ecosistemas de los suelos vivos, lo que contribuye a la mejora de su calidad. Pero, además, tiene grandes beneficios económicos. Esta técnica y reduce en un 60% el número de horas de trabajo, lo que supone un gran ahorro en explotaciones que ya están a pleno rendimiento, han alcanzado los techos de producción y solo pueden incrementar su rentabilidad a través de la reducción de costes.

En estos momentos está centrado en dar a conocer esta técnica de trabajo por todo Aragón…

Así es. Recientemente hemos impartido charlas en localidades como Cella, Calanda, Muniesa o, la más reciente, en Huesca, en el campus universitario. En ellas, les explicamos en qué consiste esta manera de trabajar la tierra, centrándonos en algunos aspectos generales, como el uso de la paja para cubrir los suelos, el control de las malas hierbas o el manejo de los cultivos de cobertura.

¿Hay un cierto perfil de agricultor más receptivo a este tipo de sistemas de cultivo?

En realidad, son muy heterogéneos. De hecho, a nuestras charlas acude cada vez más gente para conocer la Agricultura de Conservación. Aplican estas técnicas agricultores de todas las edades, de diversas zonas, en explotaciones de diferentes características… Lo que tienen todos en común es que son profesionales, que consideran su explotación como una empresa y que conceden relevancia al control de costes, algo que, si siempre es importante, en un momento como el actual con el alto precio del petróleo, se vuelve crucial.

Ustedes difunden las bondades de la Agricultura de Conservación a través de una asociación (Agracon)…

La Asociación Aragonesa de Agricultura de Conservación (Agracon) nació en 1999, así que cumplimos dos décadas. Tenemos la sede desde 2013 en la Escuela Politécnica Superior de Huesca. En Huesca y Zaragoza está muy implantada y queremos consolidarnos en Teruel. Nos dedicamos principalmente a la difusión y asesoramiento en agricultura de conservación. Contamos con 170 socios y doce empresas colaboradoras, además de la Universidad de Zaragoza que siempre nos facilita los medios necesarios para nuestras charlas y actividades. En el conjunto del país hay una asociación nacional que nos aglutina a todas las regionales. En algunas regiones no hay asociación y la aragonesa es de las más importantes del país.

¿Qué objetivos tiene Agracon para este año?

Tenemos muy buenas perspectivas para seguir creciendo tanto en socios como en personal. De hecho, estamos barajando contratar a un segundo técnico.

Etiquetas
Comentarios