Despliega el menú
Aragón

lotería de Navidad

El Gordo de la Lotería: jotas y alegría desbordada en el corazón aragonés de Reus

A través de participaciones de 5 euros se han repartido unos 320 millones de euros. Los primeros agraciados comienzan a llegar al centro con botellas de champán y ganas de celebración.

Los primeros agraciados han comenzado a llegar a media mañana.
Los primeros agraciados han comenzado a llegar a media mañana.
Gerar Martí

El champán, las risas nerviosas, los abrazos y las felicitaciones han conquistado esta mañana el centro aragonés Cachirulo de Reus (Tarragona), donde se han repartido 80 series del número 26590. Poco a poco han comenzado a llegar agraciados a las puertas del centro, en donde un cartel recordaba a primera hora de la mañana que había participaciones de un número que ha resultado agraciado con el Gordo. Los responsables del centro reservaron en la administración de lotería de Salou (Tarragona) para dividirlo en participaciones de 5 euros entre sus asociados, que han sido agraciados con 320 millones de euros.

El presidente del Centro Aragonés Cahirulo de Reus (Tarragona), José Allueva, un histórico líder vecinal y exconcejal socialista, está hoy exultante. Ha explicado que eligieron el número 26590 sin ningún motivo de entre los que le ofreció la administración de Salou, donde cada año compran el número de Navidad porque la administración se llama "El Pilar".

"Estaba en casa y me ha llamado un amigo y me ha dicho que nos había tocado. Estoy contento porque está muy repartido, hemos hecho muchas participaciones, no sólo para los socios sino para amigos, parientes y conocidos", ha explicado el presidente del centro aragonés.

"El número era la primera vez que lo habían cogido. Cada año elegimos un número entre los posibles, nos ofreció unos cuántos y cogimos uno y es este, sin ningún motivo concreto, es el que más nos gustó, sin ninguna razón", ha insistido a preguntas de los periodistas.

Allueva está especialmente satisfecho porque la mayoría de los casi 200 socios del centro llevan papeletas "pero también llevan muchas personas de Reus porque hemos hecho muchísimas participaciones, para amigos, también para vecinos de Salou y otras localidades", ha puntualizado el feliz presidente.

"También sé -ha añadido- que algunos han ido el fin de semana a sus pueblos y han repartido participaciones allí o han intercambiado el número con sus familias en Aragón y otros sitios", adonde han ido a parar cada papeleta, agraciada con 100.000 euros cada una.

Según Allueva, "hoy mucha gente estará contenta, y yo también". El presidente del centro aragonés dice que él también se ha quedado algunas papeletas pero que todavía no ha tenido tiempo para contarlas: "lo normal es que cada uno se quede con una o dos o unas cuantas participaciones, o más para intercambiar con amigos, lo típico en Navidad". Allueva no sabe todavía cómo lo van a celebrar, pero "será por todo lo alto y por descontado que habrá jotas".

Precisamente el próximo año el Centro Aragonés Cachirulo de Reus celebrará su 50 aniversario. La presencia de aragoneses en Reus, Tarragona y Salou es extensa porque es habitual que los ciudadanos de Aragón acudan a la playa a Salou, que es conocida como la playa de Aragón, y muchos emigraron en los años 60 a esta zona de Cataluña.

En la puerta del centro aragonés, a modo premonitorio, luce un cartel que anuncia un curso de magia al lado del número que se vendía en participaciones y que ha sido agraciado hoy con el Gordo.

Allueva, que durante años fue concejal socialista de Formación y Empleo del Ayuntamiento de Reus y presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Reus, es hoy un "hombre feliz". Una de las primera agraciadas que ha llegado al centro, Sandra Castellano, dice que le han tocado 400.000 euros y que con este dinero lo primero que va a hacer es "un buen regalo a la familia, un viaje a Nueva York con la familia y pagar deudas". "Estoy contentísima porque mi hermano lleva el doble que yo y tiene problemas económicos", ha dicho la afortunada, mientras su hijo, de 15 años, permanece atónito a su lado: "es que todavía no se lo cree".

Etiquetas
Comentarios