Despliega el menú
Aragón

Ángel Dolado resalta la figura del Justicia en la casa de Aragón en Madrid

Participó en un acto de homenaje al Justiciazgo y señaló al envejecimiento y la atención a los mayores, entre sus principales preocupaciones.

Ángel Dolado, José María Ortí y Juan Antonio Cremades
Ángel Dolado, José María Ortí y Juan Antonio Cremades
HA

“Si te tienen que decapitar”, políticamente hablando, “que sean los políticos y no los ciudadanos”. El Justicia de Aragón, Ángel Dolado, resumió con esta frase el leiv motiv de su mandato en la Casa de Aragón de Madrid, haciendo referencia histórica a Juan de Lanuza, Justicia de Aragón decapitado en 1596 por orden de Felipe II.

“Si algún día no sigo en el cargo que sea por una decisión de los políticos y no por haber defraudado a los ciudadanos aragoneses y no haber defendido sus intereses, que es para lo que fui nombrado por las Cortes de Aragón el 19 de abril de 2019”. El Justicia de Aragón ha querido significar la conmemoración de la ejecución de Don Juan de Lanuza V, con la celebración de toda una semana de actos encaminados a difundir la historia y actividad de la Institución y en esos actos se enmarca el acto de este miércoles en la casa de Aragón de Madrid, un acto de homenaje al Justiciazgo en el que participaron el abogado Juan Antonio Cremades, el presidente de la Casa de Aragón de Madrid, José María Ortí Molás, la actriz Raquel Pardos, que leyó dos crónicas de la época de la ejecución de Juan de Lanuza, y el propio Ángel Dolado.

“Si hay una institución que representa la justicia y el derecho aragoneses esa es la del Justicia. Y es que no hay que olvidar que en tiempos del reino de Aragón, el Justicia era la segunda autoridad tras el monarca, y en la actualidad es la tercera autoridad en importancia de la región, tras el presidente autonómico y el de las Cortes”, explicó en su alocución el jurista Juan Antonio Cremades, ante un auditorio que llenó, pese a la competencia del fútbol, el salón de actos de la casa de Aragón en Madrid. Y es que este año los aragoneses en el exterior son los protagonistas del Día del Justicia y por ello el 70 Justicia de Aragón participó en el acto de homenaje al Justiciazgo en Madrid.

“Vengo a explicar qué es lo que tiene que ser un Justicia de Aragón hoy día. Qué es lo que estamos haciendo, si nos tenemos que centrar en quejas individuales o analizamos cuestiones sociales y colectivas a través de la idea de ser un Justicia social…”, explicó Ángel Dolado. “Lo habitual de todos los Defensores del Pueblo es defender a los ciudadanos de las actuaciones de las administraciones a través de sus quejas, pero el hecho diferencial del Justicia de Aragón es que también defiende el estatuto de autonomía y difunde y desarrolla el derecho civil aragonés”, sentenció Dolado.

“Por ejemplo este año hemos hecho un gran trabajo, así lo entiendo, sobre los mayores y la soledad, tal es así, que va a ser un referente a nivel nacional, sobre un plan que va a hacer el propio IMSERSO. ¿Qué estamos trabajando ahora?”, se preguntaba retóricamente Dolado, “toda la problemática de los menores y el juego y ahora también estamos trabajando, por ejemplo, sobre los muchos muertos que ha habido en la montaña de Huesca. ¿Qué está pasando? ¿Por qué esto es así? ¿Hay que establecer seguros de responsabilidad? ¿Hay que pagar los rescates? ¿Cuesta esto dinero a las arcas públicas? Éstas son las que yo denomino quejas de oficio y que no responden a lo individual sino a lo colectivo”.

¿Y con todas las quejas que recibe el Justicia, cuál cree que es el problema más acuciante de la sociedad aragonesa? “En estos momentos estamos ante una población envejecida y, por tanto, el tema de las residencias geriátricas es uno de los mayores. Desde dos puntos de vista: tenemos una lista de espera grande en mayores y trasplantes y operaciones de cadera y luego el de la atención a los mayores porque el concepto de familia tradicional ya no existe y por tanto estamos abocados a ser atendidos en residencias geriátricas públicas o privadas. Ese foco de población y de problemas es en estos momentos el que más está acuciándonos en lo que son quejas diarias”, explicó Dolado en Madrid.

Un Dolado, que no se mordió la lengua, por otro lado, para criticar al sindic de greugues, defensor del pueblo, catalán, Rafael Ribó, que echó la pasada semana la culpa de las listas de espera en la sanidad catalana, al “turismo sanitario” que sufre, según él, Cataluña. “No tiene ni pies ni cabeza. Fue una idea que él lanzó y que no le hace ningún bien ni a los poderes autonómicos de Cataluña ni a él mismo. Pero es que además, yo niego la mayor. Sabemos que existen unos sistemas de compensación autonómicos y entre las distintas consejerías de las autonomías hacen el balance y ya está. Le hace un flaco favor a la solidaridad entre Comunidades declaraciones como ésta, pero es que además no tienen ningún tipo de realidad ni científico ni estadístico. Fue una mera ocurrencia y no fue adecuada”, sentenció Dolado.

Etiquetas
Comentarios