Despliega el menú
Aragón

Policía nacional

Alrededor de un centenar de personas acuden en Zaragoza a recibir a los policías desplegados en Cataluña

Compañeros, familiares y ciudadanos particulares asisten al acto de llegada de las Unidades de Intervención Policial (UIP).

Alrededor de las 10.30 de esta mañana, una multitud se ha empezado a congregar en las cercanías de la comisaría situada en la avenida de Valencia de Zaragoza. Las cerca del centenar de personas allí reunidas esperaban expectantes la llegada de los 80 agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) que regresaban de sofocar la violencia de Cataluña a "su casa". Al acto acudieron el subdelegado del Gobierno de España en Aragón, José Abadía y el comisario provincial de la Policía, Jesús Navarro. Entre los presentes se encontraban familiares, compañeros, representantes sindicales de Jupol, SUP, CEP y UFP y algún ciudadano que se había acercado para mostrar su apoyo. 

En este último grupo se encontraba Gloria, una mujer de avanzada edad que ha preferido no compartir su apellido y que se había acercado hoy a "recibir a unos héroes que vienen de una situación espantosa". Cerca de las 10.40 se ha producido la primera llegada y dos furgones han enfilado el final de la avenida de Valencia en dirección al garaje de la comisaría. A su paso, los primeros vítores y las banderas de España desplegadas ondeando al viento. Por la calzada, algún taxi y algún vehículo se ha unido al recibimiento haciendo sonar sus pitos. En el último tramo, los agentes han recibido un ramo de flores de manos de una mujer. Agustín Fornías, con familiares en la Policía, se mostraba ya ante esta primera llegada "muy emocionado". Había decidido acudir al recibimiento para "solidarizarse con los agentes ante un momento vergonzoso". En su opinión, todas las fuerzas policiales deberían recibir "el apoyo de las instituciones". 

Los sentimientos se han desbordado con la segunda oleada que se ha producido hacia las 11.00. Más de una decena de vehículos en fila con las sirenas puestas han aparecido en el horizonte y la alegría se ha desatado. Los compañeros y familiares de los recién llegados han tomado la calzada y han empezado a entonar cánticos de apoyo. Entre los más coreados "No estáis solos" o "Esta es nuestra policía". Algún agente, a pesar de que en principio iban directos al garaje, se ha animado a descender del vehículo y saludar a los presentes para agradecerles su recibimiento por el trabajo llevado a cabo.

Christian Risco, secretario provincial de Jupol, ha denunciado que el problema en Cataluña no es de orden público, sino político: "Lo deben solucionar los políticos, pero cuando no lo hacen nos mandan a nosotros, que vamos a ir siempre porque es nuestro deber, pero pedimos hacerlo con unos medios a la altura y con apoyo". Ante la multitud congregada, se sentía muy "orgulloso", En especial porque los ciudadanos han mostrado "su calor". En la misma línea, Pepe Barranco, representante de la Asociación Justicia Guardia Civil (Jucil), se ha mostrado "muy ilusionado" por el apoyo de los ciudadanos de Zaragoza. Barranco había estado recientemente en Cataluña y había conocido de primera mano la "mala situación de allí", aunque ha añadido que "están muy fuertes por el soporte de la gente".

Por último, José Abadía ha querido hacer un llamamiento a reconducir la situación de Cataluña a la normalidad y ha destacado la "proporcionalidad empleada".

Etiquetas
Comentarios