Despliega el menú
Aragón

vivienda

¿Reformar o comprar? Más del 80% de los aragoneses optan por las viviendas de segunda mano

En 2007, las viviendas de obra nueva copaban el 43% de la compraventa. El precio y el ahorro que supone en la actualidad, según diversos portales inmobiliarios, están detrás de las causas que inclinan la balanza.

Tan solo un 17,1% de los zaragozanos se inclina por la compra de una vivienda nueva
Tan solo un 17,1% de los zaragozanos se inclina por la compra de una vivienda nueva
A. N.

¿Nueva o usada? Esta es la disyuntiva a la que se enfrenta cualquier aragonés a la hora de comprar una vivienda y parece que la crisis ha dejado un claro 'vencedor’: el 83,5% de las 13.493 viviendas adquiridas en 2018 fueron usadas, según los datos publicados en la Estadística Transmisiones de Derechos de la Propiedad, por el Instituto Nacional de Estadística. En 2007, cuando la crisis económica todavía no había llegado y en pleno ‘boom’ inmobiliario, la situación era bien distinta, ya que tan solo el 57% de las viviendas adquiridas eran usadas, frente al 43% de obra nueva. El panorama es el mismo en el conjunto del país donde el 82,3% de las viviendas compradas en 2018 eran usadas; mientras que en 2007 estas suponían el 58%.

El número de viviendas que se compran ahora tampoco es el mismo ahora que en 2007. En el último ejercicio se registraron en España 517.984 operaciones de compraventa de viviendas, 13.493 en Aragón. Hace 11 años se contabilizaban 775.300, 20.755 en la Comunidad aragonesa. Por lo que las adquisiciones han caído un 33,2% en el conjunto del estado y un 35% en la región. Sin embargo, cabe señalar que desde 2014, cuando se alcanzaron las cotas más bajas en Aragón (8.055 compraventas), y desde 2013, cuando se llegaron a los puntos más bajos en el conjunto del país (312.593), las compraventas de viviendas no han parado de crecer. Asimismo, es destacable que al comenzar la crisis y hasta 2010 la compra de viviendas de obra nueva cayó menos que la usada, lo que conllevo a que las nuevas llegasen a representar en 2009 en Aragón un 58,5% de las compraventas y un 53% en España.

Entre las provincias aragonesas, Huesca se sitúa en 2018 como la zona donde menos obra nueva se adquiere, tan solo un 12,6%; mientras que en Zaragoza supone un 17,1% de las compraventas, y en Teruel un 20,6%. Esta última es la que menor variación ha sufrido en comparación con 2007, puesto que ya en ese año las viviendas nuevas suponían un 27%. En cambio, en la zaragozana y en la oscense estas aumentaban hasta el 45,5% y 44%, respectivamente.

Pero, ¿qué hace que los compradores se decanten por la reforma? A la disponibilidad de vivienda nueva o usada en la zona que busca el comprador se une el precio. Según un informe publicado por pisos.com, el precio medio del metro cuadrado de una vivienda de segunda mano en Aragón se sitúa en 1.129 euros y el precio medio de una vivienda usada de 90 metros cuadrados es de 101.604 euros; mientras que el precio medio del metro cuadrado en una obra nueva es de 1.852 euros, lo que supone que el precio medio de una vivienda nueva de 90 metros cuadrados sea de 166.680 euros. Esto hace, según el portal web, que quede un remanente para reformas de 65.076 de media, siendo Aragón la segunda comunidad, tras Cataluña, que se posiciona como la más rentable, de media, para invertir en una vivienda de segunda mano.

"Una vivienda nueva siempre será más atractiva en un primer momento, dado que el comprador es reacio a enfrentarse a unas tediosas obras”, explica Ferran Font, director de Estudios de pisos.com. “Sin embargo, en determinadas localizaciones, sale más a cuenta apostar por rehabilitar una casa de segunda mano. No solo estará completamente a gusto del propietario tras la reforma y se habrá revalorizado de cara a una futura venta, sino que es muy probable que la finca esté situada en un barrio consolidado”.

¿Cuánto cuesta reformar una vivienda?

Al precio de la vivienda usada hay que sumarle los alrededor de 26.000 euros que cuesta de media una reforma integral de una vivienda de 90 metros cuadrados, según el estudio Reformar por un precio justo, publicado por Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Material de Construcción (Andimac). Este desembolso medio supondría un ahorro de 39.076 euros frente a la compra de una vivienda nueva en Aragón.

Este informe, además, pone en valoración el hecho de que “aunque el 70% de las viviendas que se compran realizan, antes o después de la venta, obras de mantenimiento y mejora, tan solo cuatro casas de cada 100 se reforman en España”. Los españoles, anota el estudio, "destinan el 1,5% de la renta a la mejora de sus hogares, donde cada vez se pasa más tiempo”, frente “al 5% de su presupuesto familiar que se utiliza para el cuidado y mantenimiento del coche, pese a permanecer, de media, cerca del 90% de su tiempo estacionado”.

Etiquetas
Comentarios