Despliega el menú
Aragón

zaragoza

Calviño alaba la competitividad "sin complejos" y el futuro de Chocolates Lacasa

La ministra de Economía y Empresa ha visitado la compañía esta mañana acompañada por el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán.

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, ha alabado este miércoles la importante historia, el "impresionante" presente y el futuro "prometedor" de Chocolates Lacasa, una empresa familiar aragonesa que ha conseguido hacerse un hueco en los mercados internacionales, en los que compite "sin complejos".

Calviño ha visitado las instalaciones de la empresa en Utebo (Zaragoza), donde ha conocido una compañía nacida en Jaca (Huesca) en 1852 y que hoy día da empleo a casi 700 trabajadores, que se incrementan en cien durante la campaña de Navidad.

Para la ministra, esta empresa ejemplifica algunas de las claves del tejido empresarial aragonés, según ha explicado a los medios de comunicación antes de la visita.

Las tres claves que hacen de Aragón un polo de desarrollo en España son su red de infraestructuras y su localización geográfica, su diversificado tejido económico, en el que destacan los sectores agroalimentario e industrial, y el capital humano, que se apoya en la Universidad y en una población "educada, fuerte, cohesionada y abierta a los cambios".

Para el presidente de Aragón, Javier Lambán, quien ha acompañado a la ministra en su visita, Lacasa, aún siendo de origen familiar y creada a mediados del siglo XIX, mantiene su carácter, combinando tradición con innovación y modernidad y adaptándose a los gustos de los consumidores.

Ha alabado de ella su "ímpetu y ambición", combinada con "la sensatez para salir fuera de Aragón" y la audacia para entrar en nuevos mercados, como China.

El director general de la empresa, Lucas Lacasa, ha explicado por su parte que su crecimiento se basa en el desarrollo de nuevas tecnologías, la implantación de la industria 4.0 y la transformación digital.

Dentro de su estrategia de negocio, Lacasa ha comprado negocios que atravesaban una mala situación, como Conguitos en Zaragoza, La Cibeles en Oviedo o Bombonera Vallisoletana, para crecer con esas adquisiciones que se ponen en marcha "con mucho esfuerzo".

La última compra ha sido Chocolaterie de Bourgogne, en Dijon (Francia), en febrero del año pasado, con el objetivo de duplicar la capacidad productiva y aliviar la situación de las cuatro plantas en España, al máximo de producción (dos en Zaragoza, una en Oviedo y otra en Toledo).

Lacasa exporta sus productos desde hace más de treinta años, ahora a más de 50 países, y en la actualidad el comercio internacional representa el veinte por ciento de su facturación.

Etiquetas
Comentarios