Despliega el menú
Aragón

las Consecuencias de las protestas del 'procés'

La logística aragonesa suma ya 15 millones de pérdidas por las protestas en Cataluña

Los transportistas temen nuevos cortes de carretera ante la actitud de los CDR

Camiones parados en Rausan el pasado viernes por la huelga independentista
Camiones parados en Rausan el pasado viernes por la huelga independentista
Raquel Labodía

La logística aragonesa suma ya alrededor de 15 millones de euros de pérdidas por las protestas de esta semana en Cataluña. Solo entre el martes y el viernes se habrían producido daños de "entre tres y cuatro millones diarios", según estimaciones de la Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón (Tradime).A nivel nacional, el sector habría perdido unos 80 millones de euros, una situación que se agravará si continúan las movilizaciones.

Aunque la anticipación y la búsqueda de rutas alternativas minimizaron el impacto de la huelga independentista, la incertidumbre hace que muchas empresas no sepan aún a qué atenerse. Grupos como Sesé aprovecharán el arranque de la semana para contabilizar pérdidas y cerrar una estrategia de cara a los próximos días.

Otros, como Carreras, reconocen afecciones en rutas y en entregas urbanas en Barcelona. "Ha habido, no obstante, menos incidencias de las que se podían pensar, ya que se adelantaron envíos y se tomaron medidas para paliar los efectos", apuntaron fuentes de la empresa. A esto hay que añadir que su centro neurálgico está "a una distancia prudencial" de la ciudad condal, de ahí que se hayan podido sortear, en buena medida, los efectos de la huelga.

El colectivo no prevé nuevos paros generalizados, pero sí "cortes esporádicos" que podrían complicar su actividad, de ahí que siga con "especial atención" la evolución de las protestas en Cataluña.

En las últimas jornadas ha habido transportistas que han tenido que alargar hasta un 30% su ruta para sortear los cortes de carretera, con el coste extra que esto conlleva. Otros han tenido que esperar durante horas y hacer paradas imprevistas antes de alcanzar su destino, circunstancias que han provocado importantes afecciones y que han trastocado los descansos semanales.

Muchas empresas adelantaron al jueves sus envíos y otras, los retrasaron hasta ayer o incluso hasta mañana. "Las que no pudieron atrasarlos tardaron horas y horas en llegar a Barcelona", afirmó José Antonio Moliner, presidente de Tradime.

Importantes retrasos

Las primeras horas de ayer estuvieron marcadas por la ‘resaca’ de los disturbios vividos en varios puntos de Cataluña, con cortes que perduraban en vías como la AP-7 o la N-240. "La tarde y la noche del viernes fueron complicadas tanto en Barcelona como en las inmediaciones de Tarragona. Los cortes y las barricadas provocaron importantes retrasos", dijo.

La situación vivida esta semana en todo el país ha llevado a la Confederación Española de Transporte de Mercancías a emitir un comunicado en el que resalta que "la carretera no puede asumir ser el centro de cualquier protesta", una afirmación con la que coincide Moliner. "Siempre pagamos los platos rotos y aquí nadie asume responsabilidades", aseveró. Él tenía la esperanza de que los problemas acabasen con la manifestación del pasado viernes. "Pero parece que no va a ser así. Confío en que, al menos, la algarabía se ciña a Barcelona y no afecte a las carreteras. Si no, el desastre puede ser muy grande y habrá empresas que no se lo podrán permitir", advirtió.

Donde sí se espera recuperar la normalidad es en el transporte de pasajeros. Los AVE y los Alvia con parada o final de trayecto en la estación de Delicias han sufrido al menos tres grandes retrasos y tres cancelaciones esta semana, una situación que ha obligado a reembolsar decenas de billetes. De cara a mañana no se prevén más incidencias y, como viene siendo habitual, más de una quincena de trenes saldrán desde Zaragoza con destino a la ciudad condal.

Tampoco se esperan mayores problemas en las líneas de bus que conectan Huesca y Zaragoza con Barcelona. La primera sufrió el pasado viernes la acción de los piquetes informativos, que apedrearon el autobús de las 6.00 y amenazaron a su conductor obligándole a dar media vuelta, mientras que para la segunda se buscaron paradas y rutas alternativas.

Etiquetas
Comentarios