Despliega el menú
Aragón

ejercito 

Defensa quiere vender los diez Hércules de la Base cuando reciba el séptimo Airbus

De los más antiguos, que se compraron en 1973, hay cuatro operativos en misiones internacionales entre Dakar y Bagdad. 

Un avión Airbus A400M vuela encima de la Base de Zaragoza delante de un Hércules y sobrevuela otro.
Un avión Airbus A400M vuela encima de la Base de Zaragoza delante de un Hércules y sobrevuela otro.
Raquel Labodía

El Ministerio de Defensa se dispone a vender los diez aviones Hércules C-130 de la Base de Zaragoza, que se adquirieron en 1973, en cuanto lleguen los dos nuevos A400M antes de final de año. Con estas adquisiciones, el Ala 31 dispondrá de siete de las 14 unidades que deben llegar desde la fábrica de Airbus en Sevilla.

Varias fuentes del Ejército del Aire confirmaron a HERALDO la noticia en medio del plan de transición en el que el Ala 31 sigue compartiendo los dos modelos de aeronaves (el Hércules y el A400M), que «es complicado logísticamente». En diciembre de 2019 se cumplirán tres años de esta difícil convivencia.

Ahora hay cuatro Hércules C-130 operativos, que participan en misiones tan lejanas como la operación Marfil en Dakar (Senegal), donde llevan destinados desde 2013 apoyando a las tropas francesas contra el terrorismo en Mali. También han trasladado a Bagdad (Iraq) las esculturas de dos leones alados, que son una réplica de los originales que hay en el Museo Británico y que adornaban la sala del trono del rey asirio Asurnasirpal II.

Como dijo el coronel Andrés Gamboa, que fue jefe del Ala 31 cuando llegó el primer avión Airbus en diciembre de 2016, sustituir un Hércules por un A400M «es como cambiar una máquina de escribir por un ordenador».

«Sería similar a la operación de los Mirage F-1 de la Base de Albacete, que Defensa vendió en 2018 a una empresa de Estados Unidos», agregó una de las fuentes del Ejército del Aire. Aunque los Hércules habrán superado los 46 años a finales del 2019, los expertos en aviación creen que puede utilizarse hasta 60 años, como han cumplido los B52 del Ejército de Estados Unidos.

Darlos de baja 

El proceso que siguen en la Dirección de Armamento del Ministerio de Defensa empezará con dar a los aviones Hércules de baja, al tiempo que buscan algún país o empresa compradores, con los que mantenga buenas relaciones España. Mientras tanto, los cinco A400M, que ocupan a buena parte de los casi 400 integrantes del Ala 31, seguirán con su tarea de capacitación para que puedan responder a todas las actuaciones a las que debe responder un avión de transporte, como trasladar paracaidistas, lanzamiento de cargas o repostaje de combustible a cazas, entre otras.

El plan del Ejército del Aire es que lleguen dos nuevos A400M antes de fin de este año a Zaragoza, en 2020 alcanzarán a los diez aviones nuevos de transporte y en 2022 concluir con los 14.

Etiquetas
Comentarios