Despliega el menú
Aragón

infraestructuras 

Protesta en Olorón contra los camiones con mercancías peligrosas que pasan por Somport

Asociaciones ecologistas galas recordaron ayer al camionero que falleció el año pasado tras caer al río con un vehículo cargado con cloruro de sodio. 

Los ecologistas se concentraron a las puertas de la Prefectura de Olorón y colgaron pancartas.
Los ecologistas se concentraron a las puertas de la Prefectura de Olorón y colgaron pancartas.
Gerard López

Varias asociaciones ecologistas francesas integrantes del colectivo ‘Stop a los camiones’ protestaron ayer ante la Prefectura de Olorón para que el Estado francés impida que los vehículos articulados cargados con mercancías peligrosas circulen por el túnel del Somport.

Alrededor de 50 personas se sumaron a la marcha en la que recordaron al camionero español que falleció el año pasado, Arsenio Moya Erce, al caer al río Aspe con un camión cargado con cloruro de sodio cerca del fuerte del Portalet. Su recorrido previsto era desde España hasta Alemania y las mercancías cayeron al río.

La movilización de los ecologistas, que se realizó sobre las 14.00, se sumó a la que convocaron el lunes por la tarde los alcaldes de los trece municipios del valle del Aspe (Lourdios-Ichère, Urdos, Borce, Etsaut, Cette-Eygun, Lescun, Lées-Athas, Accous, Aydius, Osse-en-Aspe, Bedous, Sarrance y Escot) y concejales del Departamento de Pirineos Atlánticos. Reclamaron al Gobierno de Francia la mejora de la carretera RN-134 y evitar los camiones con materias peligrosas. Además, colocaron un ramo de flores frente al lugar donde se produjo el accidente el 27 de agosto de 21018 en recuerdo del camionero fallecido.

La Prefectura de Olorón contestó el pasado lunes a los alcaldes del valle del Aspe que no tienen autoridad sobre la carretera nacional RN-134 porque depende del Estado. Así resolvieron la propuesta que presentaron los municipios a la Prefectura (similar a la Delegación del Gobierno) para que se construyan desvíos en la carretera para evitar que pasen por el casco urbano y la prohibición de las mercancías peligrosas por carretera.

En este sentido, todos los municipios reclamaron como alternativa la reapertura del ferrocarril Pau-Zaragoza, que podrá transportar tanto las mercancías peligrosas y el transporte local, como el maíz que se lleva ahora desde el valle del Aspe hasta la estación de Canfranc.

Por su parte, las organizaciones ecologistas incidieron ayer en la necesidad de «cambiar las costumbres utilizando transportes ecológicos y accesibles, tratando de la misma manera a los municipios rurales y a las ciudades». Consideran que la prioridad debe estar en la «reducción de los impactos negativos de los transportes en materia del consumo de energía, de clima, de salud y de seguridad».

Amento de tráfico 

La evolución del tráfico en el túnel del Somport este mes de verano está siendo «positiva», según fuentes de Fomento. Si un mes habitual se registra la circulación de alrededor de 1.300 vehículos, de los cuales un 30% (390) son camiones, en lo que va de agosto esa media diaria se ha triplicado y llega hasta los 3.500.

Asimismo, los trabajadores del túnel del Somport se sorprendieron el lunes por la tarde cuando los alcaldes del valle del Aspe cerraron el paso durante una hora por el lado francés durante su protesta. Los camiones que estaban esperando a pasar fueron embolsados por la Guardia Civil y cruzaron a Francia a partir de las 19.30 horas.

Etiquetas
Comentarios