Despliega el menú
Aragón

Educación

Dieciséis colegios zaragozanos se quedan sin mejoras previstas por valor de 1,4 millones

Los proyectos para los centros escolares elegidos en los presupuestos participativos no se ejecutarán

Estado del patio del CEIP Torre Ramona, en el barrio de Las Fuentes
Estado del patio del CEIP Torre Ramona, en el barrio de Las Fuentes
Francisco Jiménez

Dieciséis colegios de Zaragoza se van a quedar sin las obras que tenían previstas para este verano. El Ayuntamiento de la capital aragonesa no va a ejecutar los trabajos de mejora en centros escolares que habían conseguido financiación a través de los presupuestos participativos. En total, hay 18 proyectos que se van al traste –hay colegios que consiguieron más de uno–, por un valor de casi 1,4 millones de euros. La mayoría de las obras consistían en la mejora de los patios, los aseos y las instalaciones de unos centros escolares que se resienten del paso de los años.

Los actuales presupuestos participativos se pusieron en marcha a comienzos de 2018, con la previsión de que se ejecutaran a lo largo de 2018 y 2019. Para los distritos se reservaron 7 de los 10 millones de euros del proyecto. Gracias a la movilización de las asociaciones de padres y madres, una buena parte de estas inversiones se reservaron para la mejora de los colegios. 

En concreto, fueron 18 proyectos que suponían mejoras por valor de 1,4 millones de euros para 16 centros escolares. Su tramitación era especialmente urgente, ya que los trabajos tienen que ejecutarse durante el verano, aprovechando las vacaciones de los alumnos. Sin embargo, el Ayuntamiento de Zaragoza no ha llegado a tiempo. Las obras se agruparon en cinco lotes para sacarlas a concurso, pero la licitación ni siquiera ha llegado a publicarse.

El actual gobierno municipal de PP y Ciudadanos culpa al anterior (con ZEC al mando) del fracaso de la tramitación. Fuentes del área de Participación Ciudadana argumentan que "la incapacidad" de Zaragoza en Común es la que "ha impedido llevar a cabo las obras de mejora de conservación en los colegios públicos de Zaragoza". "Nunca se llegó a hacer una licitación de las obras, con lo que ha sido materialmente imposible dar comienzo a los trabajos de mejora antes del verano", añaden. Desde el actual gobierno municipal señalan que el Ayuntamiento está valorando qué opciones hay para recuperar estas inversiones de cara al próximo verano, aunque no pudieron concretar cómo.

Por su parte, desde ZEC defienden que "muchos proyectos se podían haber ejecutado", que algunos "se pueden hacer aunque hayan empezado las clases" y que otros "se pueden dejar para Navidad". "Es una cuestión de voluntad política", añaden. Los comunes creen que el gobierno PP-Cs "está primando un elemento ideológico de rechazo a los presupuestos participativos" por encima de "lo que han elegido los ciudadanos" durante este proceso en el que, además, los proyectos de los colegios han sido de los más valorados.

Mejoras en los patios

El caso es que, por uno u otro motivo, decenas de mejoras previstas para estos colegios públicos se van a quedar sin ejecutar. Para algunos centros, esta mala gestión política del proyecto de los presupuestos participativos va a suponer quedarse sin más de 240.000 euros en inversiones. El CEIP Hilarión Gimeno, en El Rabal, tenía concedidos dos proyectos por 247.000 euros: la reforma de sus vetustos baños, que no se han renovado en casi 30 años, y el reasfaltado de 2.800 metros cuadrados de su deteriorado patio exterior.

Para el CEIP Guillermo Fatás de Santa Isabel, para el Jerónimo Blancas y Tomás de Valdefierro y para el María Moliner de San José, este contratiempo va a suponer quedarse sin inversiones de alrededor de 200.000 euros. El primer centro los iba a destinar para el asfaltado de sus dos patios, el de infantil y el de primaria; el segundo, para cambiar las ventanas y arreglar los baños; y el tercero, para reformar los aseos y asfaltar el patio que usan los alumnos de primaria.

El cambio del pavimento era, precisamente, la obra elegida por un buen número de colegios. El Ayuntamiento de Zaragoza es el encargado de su mantenimiento, mientras que el Gobierno de Aragón debe asumir su equipamiento (porterías, canastas, parques infantiles, etc.). Además de los colegios ya mencionados, también tenían comprometida la mejora de sus recreos el CEIP Hermanos Marx de Actur-Rey Fernando (115.000 euros), el CEIP Ciudad de Zaragoza de Las Delicias (170.000 euros), el Puerta Sancho de La Almozara (12.000 euros) y el CEIP Torre Ramona (80.000). Todos ellos se quedarán sin las mejoras prometidas.

Etiquetas
Comentarios