Zaragoza

zaragoza

Zaragoza debe licitar seis contratas millonarias de servicios públicos en los próximos meses

El mantenimiento de los parques, la limpieza de las calles y de los colegios o la ayuda a domicilio deben renovarse.

La contrata de limpieza de las calles, ahora en manos de FCC, expira el año que viene.
La contrata de limpieza de las calles, ahora en manos de FCC, expira el año que viene.
Toni Galán

El denominado gasto indisciplinado, una práctica habitual en el Consistorio y que le permite pagar facturas de contratos ya caducados, superó el año pasado los 40 millones de euros. Pero esta cifra podría aumentar considerablemente si la corporación que arrojen las urnas el 26-M no toma medidas urgentes. El problema es que en los próximos meses Zaragoza deberá hacer frente a la caducidad de algunas de las grandes contratas de servicios públicos, todas ellas millonarias, por lo que habrá que iniciar los correspondientes procesos de licitación.

Quizá el más importante de ellos será el que decida cuál será la empresa encargada de la limpieza de las calles de la ciudad de aquí en adelante. El actual contrato, en manos de FCC, se adjudicó en marzo de 2008 por un periodo de 12 años –por lo que tocará a su fin en 2020– y por un importe anual de 61,4 millones de euros. Precisamente este contrato es el que ha motivado un conflicto con el Consistorio por la revisión anual de precios. Los tribunales han dado la razón a la empresa, lo que ha obligado al gobierno a aprobar un reajuste del plan de reducción de deuda para hacer frente a los pagos pendientes.

En la misma situación se encuentra el contrato de conservación de las zonas verdes y parques del Actur, en manos de Umbela desde 2013. Entonces se adjudicó por algo más de 7 millones de euros para los siguientes cuatro años, con una prórroga de otros dos, por lo que está a punto de vencer. Además, el servicio para el resto de la ciudad, que gestiona FCC pese a que caducó hace año y medio, se licita estos días con diez candidatos. El último sobre se abrirá el día 31.

Otra de las que llega a su final es la contrata de la zona azul, aunque en este caso se podría evitar una nueva licitación. El servicio se adjudicó a Z+M en 2010 por diez años, ampliables por otros cinco, así que empresa y Ayuntamiento deben sentarse a negociar. Por otro lado, el servicio de limpieza de colegios y polideportivos de la ciudad se concedió en 2009 por seis años (4+2), por lo que expiró en 2015. El gobierno de ZEC lo intentó licitar en 2017 para dos años por 16 millones de euros, pero canceló el proceso. El concurso se podría reactivar próximamente, aunque con carácter anual.

Igualmente, los servicios de teleasistencia (2,3 millones anuales) y de ayuda a domicilio (18) están caducados. También se debe buscar una empresa para el servicio de grúa municipal, que se convocará por 2 millones al año.

Control del pleno

El Ayuntamiento pagó el año pasado más de 40 millones de euros por facturas de contratos caducados, es decir, abonados mediante reconocimiento de obligaciones. Sin embargo, a esa cantidad hay que sumar el gasto en convalidaciones, una fórmula que permite, a través de un pacto mutuo, pagar a una empresa tras haber expirado el plazo, pero que al no pasar por pleno es de difícil control. En cualquier caso, se trata de otra suma millonaria, ya que así se está costeando, entre otros, el mantenimiento de los parques desde que caducó la adjudicación a FCC, y que suponen más de 12 millones anuales.

Etiquetas
Comentarios