Aragón

educación

Los profesores aragoneses podrán ausentarse para asistir a las tutorías y ecografías de sus hijos

La nueva regulación sobre permisos de los docentes, que persigue mejorar la conciliación, incorpora también novedades para los interinos en caso de maternidad o paternidad y en el disfrute de las vacaciones.

Los profesores españoles suman 880 horas en Infantil y Primaria.
Imagen de archivo de un colegio de Aragón.
Guillermo Mestre

Los profesores aragoneses podrán ausentarse a partir de ahora del trabajo para ir a las tutorías de sus hijos y a las ecografías prenatales de sus parejas. Estos son dos de los nuevos permisos que recoge la futura normativa sobre licencias y medidas para la conciliación de la vida personal, familiar y laboral del personal funcionario docente e interino no universitario, que se encuentra ahora en exposición pública después de haber sido negociada durante algo más de dos años con las distintas organizaciones sindicales.

La nueva regulación, a la que aún pueden presentarse alegaciones, refunde las novedades que se han ido produciendo en los últimos años tanto en la normativa estatal como en la autonómica. E incorpora medidas incluso más avanzadas para caminar hacia la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en un sector cada día más feminizado.

De hecho, de los 16.146 docentes que prestaban servicio el curso pasado en Aragón en centros públicos el 71% eran mujeres, 11.461 frente a 4.685 varones. Una cifra que sigue en aumento, puesto que ha crecido hasta cinco puntos desde 2006, año del que data la orden vigente sobre permisos y licencias, que ahora va a modificarse. 

La mayor presencia de mujeres se ha notado especialmente en los puestos directivos. Actualmente, el número de mujeres directoras, jefas de estudio o que ocupan una secretaría en los centros educativos dobla al de hombres. Hay 1.151 frente a 588, lo que representa un 66,19% frente al 33,81%, cuando hace 12 años más de la mitad de los puestos estaban ocupados por varones. 

Para seguir avanzando en igualdad, y “armonizar la esfera privada y la personal de los trabajadores”, la futura norma incluye medidas dirigidas a favorecer la corresponsabilidad para la crianza de los hijos y la asunción de responsabilidades familiares.  El proyecto ayudará además a "la reducción de las tasas de absentismo, la mejora del clima laboral en los centros y la construcción de comunidades educativas con igualdad efectiva".

De esta forma, cuando entre en vigor, los profesores podrán asistir a las tutorías de sus hijos, hasta un máximo de tres por hijo y curso escolar. Siempre “por el tiempo necesario” y “con justificación previa y debidamente acreditada”. También podrán ausentarse para someterse a un máximo de tres ecografías prenatales, o bien, acompañar a su pareja “siempre que las pruebas no puedan realizarse fuera del horario lectivo”.

Y, como novedad, los docentes con hijos que requieran atención temprana también podrán ir a las reuniones de coordinación de los centros educativos donde cursen sus estudios. Hasta ahora, este último permiso solo existía para progenitores con hijos con discapacidad que estudiasen en centros de educación especial. 

20 días de permiso para parejas estables, casadas o no 

Para dar cabida a todos los tipos de familia y aumentar la corresponsabilidad en los cuidados, la nueva regulación equipara -para la concesión de todos los permisos- cónyuge a pareja estable no casada y a “la persona con la que se conviva maritalmente”. También se ha incluido de forma expresa el permiso para parejas estables no casadas, equiparándolo al permiso por matrimonio (20 días).

Además, habrá novedades en cuanto a las vacaciones, ya que la normativa en exposición pública elimina la disposición que señalaba que estas se disfrutarían preferentemente en periodos de tiempo no lectivos. De esta forma, se abre la posibilidad de que los docentes, incluidos los interinos, puedan coger sus días de descanso una vez iniciado el curso escolar en caso de que se solapasen con los permisos de maternidad, paternidad o lactancia acumulada.

Para los interinos, se trata de una novedad importante porque, en caso de llamamiento, se podrá respetar el puesto hasta que el docente se incorpore en más supuestos. Ya no sólo podrá hacerse si se encuentra entre el séptimo mes de embarazo y las 16 semanas posteriores al parto, sino también si no hubiese podido disfrutar de las vacaciones por estar en situación de maternidad, paternidad o lactancia.

Otra mejora radica en que se amplía de tres a seis años la edad de los hijos menores por la que se puede suspender el llamamiento. Además, con la regulación anterior solo se podía dejar en suspenso una vez y ahora, si no hay modificaciones de última hora, el tope será de una vez por curso escolar.

En el caso de los interinos, otro avance está relacionado con la licencia sin retribución. Ya no habrá que justificar causas de extrema gravedad. “Por razones de interés personal” y siempre que se solicite antes de un plazo determinado, los interinos podrán solicitar el permiso, eso sí, solo una vez a lo largo del curso y siempre que no perjudique la organización del centro donde trabajen.

Otra de las novedades para todo el cuerpo de docentes es la mejora del permiso por enfermedad grave de parientes. Pasa a ser de cinco días, no necesariamente ininterrumpidos, para dolencia grave, intervención quirúrgica u hospitalización del cónyuge, pareja de hecho o persona con quien se conviva maritalmente, así como hijos, padres y hermanos. Para el resto de parientes hasta el primer grado de afinidad, serán tres días y 5, si es en una localidad distinta.

Con la nueva normativa los docentes que se incorporen de un tratamiento oncológico o de enfermedad grave podrán adaptarse progresivamente la jornada de trabajo. Durante dos meses desde el alta médica, ampliable a un tercero, podrá reducirse hasta un 30% la jornada diaria, computándose como tiempo de trabajo efectivo. 

Nueva licencia por nacimiento si vida de un hijo

Como consecuencia de la aplicación de legislación nacional, se incorpora también un nueva licencia para el supuesto de nacimiento sin vida de un hijo. A partir de ahora, también "el progenitor distinto de la madre" podrá acogerse al permiso, por un máximo de seis semanas.

Para elaborar la nueva regulación, la DGA ha trabajado en diez mesas técnicas y ha contado con la opinión de las organizaciones sindicales más representativas. Además de permanecer un mes en exposición pública, el texto se ha puesto en conocimiento de las juntas de personal docente no universitario.

La administración augura que las medidas tendrán "un impacto social muy positivo" en el personal funcionario, tanto de carrera y en prácticas, como interino. Sobre las posibles repercusiones económicas, estima que no tendrán coste extra pues algunas de las novedades están previstas en las actuales dotaciones presupuestarias y otras  "se gestionarán y organizarán con los propios efectivos existentes". 

Etiquetas
Comentarios