Despliega el menú
Aragón

La DGA da por estabilizado el incendio de Tella-Sin, a las puertas de la zona de protección de Ordesa

Algunos medios aéreos han empezado a retirarse sobre las 12.45, aunque continúan en la zona otros efectivos. La causa del fuego pudo ser un rayo caído en una tormenta el sábado. 

Medios terrestres y aéreos han estado trabajando desde primera hora de la mañana de este domingo en tratar de controlar un incendio forestal que se declaró a última hora de la noche de este sábado en una zona de arbolado cercana al pueblo de Revilla, en el municipio de Tella-Sin, cerca del límite de la zona de protección del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Sobre las 12.45,  el Gobierno de Aragón ha dado el fuego por "estabilizado" y por la tarde ya se han retirado los medios aéreos. Se han quedado solo una cuadrilla terrestre para vigilar el fuego por la noche. En total, han ardido 10 hectáreas de matorral y pinar.  

Según ha explicado el alcalde de este municipio sobrarbense, Feliciano Sesé, el fuego se declaró sobre las 22.00 del sábado y todo apunta a que la causa pudo ser la caída de un rayo. Y es que por la mañana hubo una fuerte tormenta en la zona y sospechan que el viento que se levantó por la tarde pudo reavivar la chispa de un rayo.

Avisaron al 112 del fuego, pero el hecho de que cayera la noche y las fuertes rachas de viento impidieron entrar a trabajar para intentar sofocar el incendio hasta este domingo por la mañana, cuando se han movilizado 8 medios aéreos, 3 cuadrillas terrestres, una autobomba, un pick-up y técnicos del Gobierno de Aragón. De ellos, el Ministerio de Agricultura ha aportado el helicóptero Kamov de Plasencia del Monte de 4.500 litros, la BRIF de Daroca con 17 profesionales y 2 helicópteros de 1.200 litros y dos aviones anfibios de 5.500 litros. También están colaborando en las tareas vecinos de la zona y la Guardia Civil.

Cuadrillas terrestres y varios medios aéreos trabajan desde primera hora en la extinción del fuego, que ha podido ser causado por un rayo.

Las llamas han afectado a 10 hectáreas, de ellas 3,5 de arbolado donde abunda el pino negro. La zona quemada es un monte ubicado encima del pueblo de Revilla. Afortunadamente, ha soplado el viento de norte por lo que ha empujado el fuego en dirección opuesta a la zona de protección del Parque Nacional de Ordesa. 

Etiquetas
Comentarios