Despliega el menú
Aragón

El incendio en la sierra de Alcubierre, que ha quemado 1.200 hectáreas en Leciñena y Perdiguera, ya está controlado

El fuego, que ha afectado a 1.200 hectáreas de los términos municipales de Leciñena y Perdiguera, se desató el pasado martes por el incendio de un 'buggy'. 

El incendio en la sierra de Alcubierre, que ha afectado a 1.200 hectáreas de los términos municipales de Leciñena y Perdiguera, ya está controlado, según ha informado el Gobierno de Aragón. El fuego se inició el pasado martes debido al incendio de un vehículo 'buggy' que circulaba por la zona. 

De momento, se mantiene el mismo operativo que ha actuado durante la noche del miércoles al jueves (40 personas) para hacer labores de vigilancia y remate hasta poder darlo por "extinguido". Según fuentes de la DGA, el operativo lo componen tres autobombas, una nodriza de la DPZ, cuatro cuadrillas terrestres y un director de extinción. Además, se queda una cuadrilla helitransportada con el helicóptero en base por si fuese necesaria.

Las malas condiciones meteorológicas habían impedido controlar el incendio este miércoles, cuando fue estabilizado. Las rachas de viento, de entre 30 y 35 kilómetros por hora, las altas temperaturas, de hasta 38,5 grados y una muy baja humedad relativa hicieron que por la tarde se produjeran rebrotes, según explicó el director general de Gestión Forestal de la DGA, Ángel Berzosa.  

El perímetro de zona arrasada por el fuego no se incrementó una vez estabilizado, destacaron desde el centro de mando avanzado instalado en la cooperativa de Leciñena, término municipal más afectado por las llamas. Entre las hectáreas afectadas habría unas 750 de zona forestal y hasta 175 arboladas. El resto serían campos de cultivo, según Desarrollo Rural.

La DGA aseguró que las personas que tuvieron que ser evacuadas de granjas aledañas pudieron volver este miércoles. También destacó la "rapidez y efectividad" del operativo y la colaboración vecinal.

La Guardia Civil, por su parte, confirmó que los dos ocupantes del ‘buggy’ que presuntamente originó el incendio prestaron declaración el martes en el cuartel de Leciñena, pero "no están detenidos". Sí se están investigando las circunstancias del suceso a fin de aclarar la situación y las condiciones en las que se encontraba el vehículo. Estas pesquisas, explicó Berzosa, serán claves para determinar si el ‘todoterreno’ podía circular o no a esas horas teniendo en cuenta que el riesgo de incendios era máximo.

El alcalde de Leciñena, un agente forestal en primera línea de fuego 

Raúl Gracia, alcalde de Leciñena y agente forestal, estuvo toda la madrugada del miércoles "en primera línea de fuego". Él fue el primero en llegar al incendio y en comprobar la "angustia" de sus vecinos. Los primeros instantes fueron "de incertidumbre", ya que el humo se dirigía hacia el casco urbano de la localidad.

"Aparte de la población estaban las posibles afecciones a granjas y parideras y al santuario de la Virgen de Magallón, que no se quemó por suerte", recordó. El paisaje resultante, admitió el regidor, es "desolador". "Al menos pudo salvarse el albergue. Si se hubiese quemado, la pérdida habría sido irreparable", añadió.

Este punto, uno de los más altos de la localidad, fue desde el principio una prioridad debido a la existencia de un depósito de gas en sus alrededores. El alcalde agradeció el trabajo incansable de sus vecinos y destacó la labor de los agricultores, cuyas cubas y tractores, unidos al resto del operativo, permitieron mitigar el devastador efecto de las llamas.

Instó, asimismo, a "mejorar la normativa" para que ‘buggies’ como el que causó el accidente no puedan circular a según qué horas con altas temperaturas.

El principal ‘pero’, explicó el alcalde, es que las necesarias recargas de los helicópteros de la DGA y el Ministerio en la planta potabilizadora de la localidad podrían comprometer las reservas del municipio, "muy justas en el día a día", sobre todo en época estival. No obstante, el director general de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Ángel Berzosa, adelantó que por parte del Ejecutivo "no habrá ningún problema" de cara a la reincorporación de agua una vez se extinga el fuego.

 

 

Etiquetas
Comentarios