Aragón

Incendio forestal en la sierra de Alcubierre

El incendio en la Sierra de Alcubierre sigue activo pero evoluciona de forma favorable

Las llamas, que han arrasado más de mil hectáreas entre los términos municipales de Perdiguera y Leciñena,  se originaron a primera hora de la tarde por la avería de un ‘buggy’.  

El incendio provocado por la avería de un ‘buggy’, –un vehículo todoterreno de carrocería baja y neumáticos anchos– que ha arrasado más de 1.000 hectáreas, la mitad agrícolas, en la sierra de Alcubierre "evoluciona favorablemente", según informan fuentes del Gobierno de Aragón, 

El fuego se originó entre los términos municipales de Perdiguera y Leciñena y las llamas, divididas en dos focos, obligaron a desalojar por precaución una treintena de vehículos aparcados en el albergue santuario de Nuestra Señora de Magallón, en el que había varios clientes y trabajadores y vecinos que se habían acercado hasta allí, y al personal de dos granjas cercanas

Durante la noche, las condiciones han sido favorables para atajar el incendio con todos los medios desplegados, si bien todavía no se da por estabilizado y a las 11.30 se informará  sobre la situación, según las mismas fuentes.   

El suceso, que provocó una enorme expectación entre los vecinos de Leciñena y los municipios aledaños, obligó a activar el nivel 1 de emergencia y a movilizar a la Unidad Militar de Emergencias (UME). En él intervinieron, por parte del Ministerio, un helicóptero Kamov de Plasencia del Monte, la BRIF de Daroca, dos aviones anfibios de Zaragoza y un avión de comunicación y observación. El Departamento de Desarrollo Rural, por su parte, desplegó hasta 80 trabajadores, con tres cuadrillas helitransportadas con sus correspondientes helicópteros, otro helicóptero de coordinación, seis cuadrillas terrestres, seis autobombas, seis técnicos de apoyo y siete agentes de protección de la naturaleza, entre otros. También formaron parte del operativo bomberos de la Diputación de Zaragoza de los parques de Tauste, La Almunia y Caspe y bomberos voluntarios de Zuera.

A esto hay que añadir el importante esfuerzo de vecinos y agricultores, que roturaron con sus tractores las zonas de cultivo situadas alrededor de los núcleos urbanos de forma preventiva.

El origen del incendio estaría, a expensas de la correspondiente investigación, en el ‘buggy’ averiado, que se prendió fuego al pie de la sierra y originó el mayor incendio de los últimos cuatro años en Aragón, solo equiparable al de 2015 de Cinco Villas, que quemó más de 2.000 hectáreas y obligó a evacuar cinco municipios. Los dos ocupantes, excursionistas de fuera la Comunidad, según diversas fuentes, fueron identificados por la Guardia Civil, que les tomó declaración en el cuartel de Leciñena.

Las dificultades

La evolución del incendio, de "muy difícil extinción", según el operativo, estuvo condicionada por las llamas y las altas temperaturas, con valores de en torno a 40 grados y una humedad inferior al 20%. El mayor riesgo era que el foco norte se extendiese hacia la sierra de Alcubierre, de una gran masa arbolada, lo que hubiera hecho mucho más difícil la extinción de las llamas.

El fuego afecta a una zona de pinar, arbustos y campos entre Leciñena y Perdiguera y preocupa por su cercanía a una gran masa boscosa en la que sería mucho más difícil detener el avance de las llamas.

El Gobierno de Aragón convocó al Centro de Coordinación Operativa (Cecop), integrado por la Guardia Civil, la DPZ, la Aemet y la UME. En el encuentro pudo constatarse que la población estaba "fuera de peligro", ya que el viento varió hacia el sureste e hizo que las llamas se quedasen a unos 3,5 kilómetros de Leciñena.

El Ayuntamiento de Leciñena, localidad en la que se instaló el puesto de mando avanzado del Gobierno de Aragón, habilitó el pabellón municipal para los efectivos. También hubo vecinos, explicó Víctor Pastor, concejal de la localidad, que prepararon bocadillos para el operativo, que retomará las tareas a primera hora.

Hasta el puesto de mando acudió, este martes por la noche, el subdelegado del Gobierno en Zaragoza, José Abadía, para seguir los trabajos de extinción del incendio de la Unidad Militar de Emergencias y de la Brigada de Refuerzo en Incendios Forestales de Daroca.

La zona afectada por el incendio

Etiquetas
Comentarios