Aragón

incendios

"Nunca había pasado algo así en el municipio"

Los agricultores se lamentan de haber perdido sus cultivos por no haber subido a recolectar con cosechadoras los días de mayores temperaturas.

El 'buggy' averiado, tras ser arrasado por las llamas.
El 'buggy' averiado, tras ser arrasado por las llamas.
DGA

El incendio que este martes arrasó más de 1.000 hectáreas en la sierra de Alcubierre, entre los términos municipales de Perdiguera y Leciñena, impactó a los vecinos de ambas localidades, que se volcaron en ayudar en todo lo posible. En Perdiguera, la población que se vio afectada en primer lugar, los agricultores intentaron desde el primer momento que el fuego no se propagara luchando con batefuegos.

"Hemos sufrido algún otro incendio en estos años, pero nunca había pasado algo así", señaló Constantino Escuera, agricultor y vecino de la localidad. Este también se lamentó, al igual que el resto de sus compañeros, de haber perdido sus cultivos por no haber subido a recolectar con cosechadoras los días de mayores temperaturas. "Las cosechadoras son peligrosas, pero el mayor riesgo son las motos y este tipo de vehículos", apuntó otro de los vecinos.

El alcalde de la localidad, José Manuel Usón, muy afectado por lo ocurrido, hizo un llamamiento para que se prohibiera circular por las zonas de sierra cercanas a campos de cultivo en todas las comunidades autónomas.

El incendio avanzó hacia Leciñena, donde se montó el puesto de mando avanzado, con Protección Civil y los Bomberos. Un grupo de vecinos se afanó en preparar bocadillos y enfriar bebidas con las que los desplazados a extinguir el incendio pudieran

reponer fuerzas y afrontar con mayor energía su misión. "Se llevan 24 botellas y más de 100 bocadillos", se pudo escuchar mientras miembros de Protección Civil llenaban la parte de atrás de un camión con los alimentos. Mientras, los agricultores se subieron a los tractores para poder eliminar vegetación y prevenir que el fuego se propagara con mayor fuerza. "Que estén subiendo los tractores da muy mala espina. Yo he venido antes y el fuego estaba mucho más alejado de lo que se ve ahora", señaló con preocupación una vecina de Leciñena. Todos tenían la esperanza de que el incendio pudiera controlarse en las próximas horas sin provocar más daños.

Etiquetas
Comentarios