Despliega el menú
Aragón

Los montes de las Cinco Villas tardarán 80 años en recuperarse del gran incendio

?Un año después del fuego que devastó casi 14.000 hectáreas, la vegetación ha empezado a regenerarse y se han mejorado las infraestructuras contra incendios.

Julio de 2015. Unas 7.000 hectáreas de superficie forestal, principalmente arbolada, quedaron arrasadas por el fuego. En la imagen, un pinar próximo al núcleo de Farasdués en los días posteriores a la catástrofe. Se estima que en unos siete años esta espe
Julio de 2015. Unas 7.000 hectáreas de superficie forestal, principalmente arbolada, quedaron arrasadas por el fuego. En la imagen, un pinar próximo al núcleo de Farasdués en los días posteriores a la catástrofe. Se estima que en unos siete años esta espe
Guillermo Mestre

La generosidad de las lluvias primaverales ha favorecido la regeneración del monte y el negro inicial ha ido dejando paso a los verdes. Sin embargo, los pinares tardarán ochenta años en recuperar la imagen que tenían antes del incendio que hace ahora un año calcinó cerca de 14.000 hectáreas en la comarca de las Cinco Villas. Los técnicos consideran que en unos siete años el pinar habrá consolidado su recuperación, como lo han hecho ya especies rebrotadoras como la encina o la coscoja que pueblan el monte bajo en la zona.

La recuperación de la cubierta vegetal es el objetivo fundamental de las actuaciones de la Administración, además de la corrección de la acción erosiva, la disminución del riesgo de plagas y enfermedades y la recuperación de pistas forestales e infraestructuras contra incendios. Este mismo mes se iniciará un proyecto de actuación financiado por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, que cuenta con un presupuesto de 225.000 euros cofinanciados con fondos europeos Feader. Servirá para dar continuidad a los trabajos que se llevaron a cabo desde noviembre de 2015 hasta el pasado mayo con fondos del Ministerio de Agricultura cofinanciados por la UE, una inversión de 500.000 euros.

Pistas y depósitos de agua

En materia de infraestructuras se han abierto 9 kilómetros de pistas forestales, repasado 23 kilómetros más de pistas con bulldozers y 33 kilómetros con motoniveladoras. Además se han ejecutado 16 obras de fábrica, principalmente pasos de agua que atraviesan las pistas, tres badenes, se ha construido un depósito de agua con capacidad para 300 metros cúbicos en Orés y se ha reparado el existente en Luna. Y se han realizado tratamientos silvícolas en una total de 61 hectáreas en los términos de Ejea y Biota que se reforestarán el próximo otoño.

Es el Servicio Provincial de Desarrollo Rural el encargado de la dirección técnica de todas las actuaciones desde la Dirección General de Gestión Forestal, Caza y Pesca. Esta intervención se restringe a la zona catalogada como montes de utilidad pública, 3.250 hectáreas que son directamente gestionadas por el Ejecutivo aragonés. El resto de la superficie forestal hasta las 7.000 hectáreas afectadas en el incendio pertenecen a los ayuntamientos o están en manos privadas.

Tras el incendio se elaboró un estudio técnico de la superficie afectada y se consideró que serían necesarios 1.200.000 euros para las actuaciones más urgentes. Además se delimitaron las zonas en que las actuaciones se autofinancian con la venta de la madera quemada. "Son 1.500 hectáreas pertenecientes a Luna, Orés y Ejea, principalmente. En el resto de las áreas actúa la administración", explica Javier Yera, ingeniero de Montes del Servicio Provincial de Desarrollo Rural.

Zonas pendientes, la prioridad

Hasta ahora la superficie en que se ha intervenido abarca unas 200 hectáreas. Se priorizan "las zonas más inaccesibles, con mayor pendiente y por tanto más proclives a la acción erosiva. No es necesario actuar en toda la superficie afectada porque la naturaleza tiene sus propios mecanismos de respuesta", comenta Javier Yera, al tiempo que advierte de que será necesario ampliar los tratamientos en fases sucesivas.

Etiquetas
Comentarios