Despliega el menú
Aragón

toros

El Ancla, nueva ganadería de bravo en Aragón

El zaragozano Juan García Latas emprende un proyecto que pretende abordar los festejos con muerte.

Semental de Gerardo Ortega adquirido por la ganadería 'El Ancla'.
Semental de Gerardo Ortega adquirido por la ganadería 'El Ancla'.
Heraldo.es | heraldo

El nombre de Juan García Latas (Zaragoza, 1963) es relativamente conocido en el ambiente taurino aragonés. Sobrino de Octavio Isiegas, de niño quiso imitar los pasos del fallecido matador, pero por aquel entonces no había escuelas y tuvo que conformarse con ser aficionado práctico. “Fue una vocación frustrada”, recuerda ahora quien ha recorrido varias veces España atraído por los encantos del campo bravo.

Un viaje por su perfil de Facebook basta para revelar predilecciones: desde el Gitanillo de Ricla a De Paula, pasando por un Morante con el que llegó a compartir capote. Fue hace ya un lustro, cuando la idea de ser ganadero comenzó a rondarle en una visita al hierro salmantino de Garcigrande.

Esta posibilidad siempre estuvo en mi cabeza, pero no la llegaba a plantear seriamente. El paso definitivo me lo hizo dar un familiar que me informó de que había una finca (San Antonio) en Zuera que podía interesarme. Acepté el reto y aposté por emprender el proyecto”, explica García, antes de detallar cómo fueron los comienzos.

“Inicialmente, mi intención era adquirir parte de la ganadería Urcola, pero el asunto no llegó a cerrarse y me lancé a por 25 vacas y un semental de Gerardo Ortega (procedencia Algarra, Marqués de Domecq y Juan Pedro Domecq), así como 30 vacas de Baigorri (mismo encaste)”, prosigue García, que, bajo el hierro de ‘El Ancla’, tiene intención de dedicarse tanto al festejo popular como a la lidia.

Para los pueblos, compré dos sementales de Faure y ocho vacas de Domínguez (Navarra)”, señala Juan, que el fin de semana del 15 y 16 de junio debutó en su localidad familiar, Sobradiel, con varios encierros y becerradas. “Hay un becerro que salió extraordinario: bravo, noble y enclasado. Eso nos da fuerzas para seguir trabajando porque, aunque a corto plazo nos vamos a centrar en las calles, próximamente queremos acometer los festejos de plaza. El año que viene nos gustaría lidiar nuestra primera novillada sin caballos”, concluye García.

Etiquetas
Comentarios