Aragón

aragón, pueblo a pueblo

Castejón del Puente, centro de operaciones

La privilegiada localización de este municipio ha apoyado su desarrollo industrial y también impulsa una serie de iniciativas socioeconómicas que necesitan, empero, de más vivienda.

El puente romano de Castejón se cayó en el siglo XIX, pero dejó huella en el apellido de un pueblo que goza de una situación privilegiada, a medio camino entre Barbastro y Monzón, pegado a la N-240 y a la autovía, hiperconectado por fibra óptica con la superautopista de la información y bien servido en los tres sectores productivos. La historia remota está presente con la ermita de la Virgen de la Bella, que funge como mirador de excepción. El antiguo campo de aviación y las trincheras de la contienda civil, bien conservadas, materializan recuerdos más recientes; el parque multiaventura Los Palomares es un referente de ocio; en la restauración y hospedaje se cuenta con el hostal Casa Barranco y el bar-restaurante municipal, con amplia terraza interior. Es la planta baja de un edificio que también cuenta con biblioteca, emisora de radio, farmacia, salón de actos y espacio cubierto para eventos.

Castejón celebra sus jornadas culturales cada año entre marzo y mayo. Concentradas sobre todo (aunque no exclusivamente) en los fines de semana, comprenden charlas, teatro y actividades infantiles; el Lunes de Pascua y las patronales del 8 de septiembre en honor de la Virgen de la Bella son las principales citas festivas.

Emprender para el mundo

Dentro del panorama industrial de Castejón del Puente es imposible desviar la mirada de Serrat, tanto por el tamaño físico de sus instalaciones como por la dimensión de su actividad. Tres hermanos (la segunda generación de emprendedores de la familia) rigen los destinos de una firma que inició su actividad en 1988, y que tiene en las trituradoras a su producto estelar. "Mi padre –dice José Serrat, responsable de ingeniería y fabricación– era un metalúrgico acreditado y heredamos la vocación, enfocada a esta nueva línea de trabajo. Somos originarios de Binaced y llevamos asentados en Castejón 20 años; la apuesta por venir aquí ha demostrado ser un acierto al cien por cien. La localización es inmejorable en el tema viario, tanto para la logística como para los empleados; Monzón, Barbastro y Binéfar a un paso, agua a mano, orografía manejable... es todo lo que necesita una empresa como la nuestra. Cada hermano cubre un área: la mía es aquí, entre las máquinas, mientras que mi hermano Pedro maneja la parte comercial y Raúl la administrativa".

José explica la visión de la empresa a través de una mirada global al mercado. "Los mercados son cada vez más exigentes; si tienes que desmarcarte en precio, debes ir a productos muy personalizados; el contexto agrícola y forestal es muy variable cuando exportas a más de 40 países de todo el mundo; ahora hay máquinas que van para Siberia y deben trabajar a 40 bajo cero, así que las especificaciones y formas de uso no pueden ser uniformes".

José explica que el mercado natural de Serrat es Europa occidental, pero el abanico se está abriendo. "Trabajamos mucho con Francia, Italia y Portugal, y también hay negocio en Holanda, Austria, Suiza y Alemania. En América Latina ya nos posicionamos y hay un mercado emergente, con muchas nuevas inversiones; en el este de Europa empieza a haber nuevas sintonías, pero la gran sorpresa en un plazo no muy breve será el sur de África".

Las algas de la salud

El empresario barcelonés Javier Gómez fundó Monzón Biotech (empezó como una investigación, y se convirtió en un esfuerzo empresarial) hace 10 años en Castejón, y lleva 34 viviendo en Monzón. La empresa trabaja en la producción de algas. "Hay tres tipos; dos para piensos en piscifactoría, de colores verde y pardo, destinadas a larvas de dorada o lubina que están habitualmente incluidas en el fitoplancton marino, y otra de color naranja que se crea para protección solar; tiene un alto contenido en betacarotenos, elemento muy presente en la zanahoria. En los países asiáticos también se ingiere; es la dunaliella salina".

Para el crecimiento de las algas hace falta nitrógeno, fósforo como activador y dióxido de carbono. En un espacio aledaño hay una gran cogeneradora de gas que emite dióxido de carbono; parte de este gas de escape es el CO2 que se pasa a las algas con unos difusores. "Exportamos casi toda la producción, especialmente a Israel, que sirve de puente para Japón, Corea o Tailandia".

En datos

Comarca: Somontano de Barbastro.

Población: 315.

Distancia a Huesca: 56 km.

Los imprescindibles

La Virgen de la Bella: Ermita románico tardío siglo XIII, rehabilitada. Desde allí grandes vistas, entre ellas una buena parte de la chopera más grande de Europa. Se hacía romería anual en septiembre; estamos intentando retomar la tradición.

La naturaleza: El soto del Río Cinca y los cantiles de Yesos reúnen a especies como la nutria, el alimoche o el pez fraile en espacios contiguos. También hay varias especies acuáticas, garzas y una amplia población de cigüeña blanca.

Global FM: La lleva el montisonense Óscar Prado, profesional de vasta experiencia en Aragón. La programación se asienta en música comercial y contenidos puntuales de proximidad; también hay ‘streaming’, multicámara y aplicación móvil.

Etiquetas
Comentarios