Aragón

aragón

La DGA ingresó 382 millones extra el año pasado por las subidas fiscales de 2015

La recaudación por los tributos modificados ha pasado de 1.451 millones a 1.833 en una legislatura.

Loading...

La reforma fiscal que sacó adelante el Gobierno aragonés en 2015 reportó a las arcas autonómicas 382 millones de euros adicionales el año pasado. La recaudación neta por los impuestos de la Renta, Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos y por los tributos medioambientales (incluido el de Contaminación de las Aguas) pasó de reportar 1.451 millones de euros a las arcas autonómicas en 2015 a 1.834 millones en 2018. El ajuste fiscal ha contribuido a incrementar los ingresos de la Comunidad, con unos derechos reconocidos que han pasado de 5.878 a 6.149 millones en cuatro años.

La Ley 10/2015, de 28 de diciembre, de medidas para el mantenimiento de los servicios públicos en Aragón incluyó variaciones al alza en los tributos aragoneses para obtener recursos que permitieran incrementar el gasto social. En el IRPF, la recaudación aumentó 48,3 millones a partir de 2016, a consecuencia de un cambio en la cesión del impuesto y por la eliminación de algunas bonificaciones, como la deducción de los gastos en primas individuales de seguros de salud. En una década, la Comunidad recauda por la renta 419 millones más.

Los cambios en el Impuesto de Patrimonio reportaron a las arcas autonómicas 12,6 millones en 2016, y otros 4,2 millones el año siguiente, según el informe ‘La hacienda aragonesa, en cifras’. En 2018 se alcanzaron los 46,1 millones, 16,2 millones más que antes del plan de ajuste fiscal.

La DGA creó en 2016 tres nuevos impuestos ambientales, que han supuesto derechos reconocidos por 54,4 millones. Uno de ellos, el de transporte por cable, ha sido derogado y nunca se llegó a aplicar. La polémica se desató al empezar a cobrar en los hogares de la capital aragonesa el Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA), con la previsión de aumentar los ingresos de 40,8 millones en 2014 a los 69,1 millones del año pasado. Pero los planes se frustraron por la elevada cifra de impagos registrados, y la recaudación en 2017 se quedó en 39,4 millones (de los 75 presupuestados) y en 2018, en 47,5 millones de los 69,1 esperados.

La crisis económica y la burbuja inmobiliaria provocaron el desplome de los ingresos por Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, un tributo por el que la DGA llegó a recibir 482 millones en 2006. En la última legislatura, la recaudación neta ha pasado de 146,5 millones en 2015 a 201,6 millones en 2018.

Fue el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, con Aragón liderando el ranquin del tributo más gravoso, el que más críticas a la política fiscal de la DGA suscitó. Y no es para menos. En 2017 se alcanzó una recaudación récord de 153,1 millones de euros, la más elevada desde 2004. Con el ajuste fiscal, la Comunidad pasó ingresar 108 millones a 140 millones en solo cuatro años. Un acuerdo entre PSOE, Cs, PP y PAR permitió sacar adelante una nueva modificación del impuesto, que entró en vigor el 1 de noviembre de 2018 y que eleva el límite exento de tributación a 500.000 euros en herencias entre cónyuges y de padres a hijos. Su aplicación rebajará en unos 40 millones los ingresos de la DGA a partir de este año.

La financiación autonómica crece un 18%

Aragón ha pasado de recibir 3.116 millones en 2015 a 3.675 millones en 2019 en concepto de financiación autonómica, con un aumento global del 18% en la última legislatura. Las transferencias del Estado a la Comunidad incluyen la tarifa autonómica del IRPF, la recaudación líquida por el IVA y por los impuestos especiales cedidos, las transferencias del fondo de garantía de servicios públicos fundamentales, del fondo de suficiencia global y del fondo de convergencia. En el incremento registrado desde 2015 destaca el 8,77% aumentó el año pasado. Las cifras de 2019 son por ahora provisionales, al corresponder a un presupuesto prorrogado. El presidente en funciones, el socialista Pedro Sánchez, se comprometió en campaña electoral a atender las peticiones de Aragón en la futura reforma del modelo de financiación autonómica, para que se ajuste al coste real de los servicios. 

Las herencias han reportado más de 4,6 millones

La Junta Distribuidora de Herencias en la Comunidad ha repartido entre entidades sociales en la última legislatura 4,6 millones, una elevada cantidad que recibió la DGA al asumir varios legados de personas fallecidas en Aragón que no especificaron antes de morir a quién querían transferir su patrimonio. Cada año se ha repartido más de un millón a través de ayudas de las que se han beneficiado 57 entidades sociales. Los legados suelen incluir, también, inmuebles que, en cumplimiento de una proposición no de ley aprobada en las Cortes, deben ser destinados a vivienda social. En total han sido 14 los inmuebles adscritos: ocho en Zaragoza, dos en Sabiñánigo y uno en Huesca, Jaca, Sariñena y Ejea. La subasta de bienes patrimoniales procedentes de abintestatos ha reportado, en total, 2,5 millones.

Etiquetas
Comentarios