Aragón

Heraldo Saludable

medio ambiente

"Ordesa es un centro de salud pública ajeno a los problemas medioambientales"

Cuatro expertos debatieron ayer en Zaragoza sobre los beneficios que reporta el ejercicio en la naturaleza.

Carlos Mur, Dolores Bédmar, José Ángel Satué y Eduardo Viñuales.
Carlos Mur, Dolores Bédmar, José Ángel Satué y Eduardo Viñuales.
Francisco Jiménez

"Ordesa es como una isla y un balón de oxígeno. Estamos ante un centro de salud pública ajeno a los problemas medioambientales". Esta frase del naturalista y fotógrafo Eduardo Viñuales resume la reflexión que cuatro profesionales de distintos ámbitos hicieron ayer sobre los múltiples beneficios que reporta para la salud la práctica de actividad física y ejercicio en un entorno natural como este.  El coloquio, el primero de cuatro foros patrocinados por HENNEO con motivo del centenario del parque nacional, reunió a más de 150 personas en la sede de Bantierra en Zaragoza.

"La naturaleza es cada vez más aceptada y recetada, es lo que los doctores llamamos la ‘vitamina N’, el regreso a una vida primigenia", afirmó Carlos Mur, director gerente del Hospital Universitario de Fuenlabrada (Madrid), que ejerció de moderador.

"La naturaleza es cada vez más aceptada y recetada, es lo que los doctores llamamos la 'vitamina N', el regreso a una vida primigenia"

Este doctor y montañero habló de los riesgos de una sociedad dominada por el sedentarismo, en la que se produce «la paradoja de los que van en coche en un atasco a un gimnasio en el que corren en una cinta hacia la nada». Animó a los más jóvenes a dejar las pantallas y practicar senderismo que «aumenta la concentración y su capacidad crítica» y ayuda tanto a personas con trastornos depresivos (el 9% de la población) como a los niños con déficit de atención o hiperactividad.

En esta misma línea, Dolores Bédmar, doctora especialista en el Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Universitario de Fuenlabrada y coordinadora de la unidad del dolor del mismo, defendió la necesidad de "mantenerse activo" durante toda la vida y con ello "conservar la movilidad y la funcionalidad de las articulaciones".

"La prevención es lo prioritario, no hace falta hacer un ejercicio intenso sino salir a andar. Esto va a aumentar la secreción de endorfinas, que son opioides naturales, y de serotoninas, que generan sensación de bienestar", argumentó.

"La prevención es lo prioritario, no hace falta hacer un ejercicio intenso, sino salir a andar"

José Ángel Satué, oscense al frente de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca del Servicio de Medicina Interna del mismo centro hospitalario que sus compañeros de tertulia, aportó un buen puñado de datos. La inactividad es el cuarto factor de riesgo en lo que se refiere a la mortalidad y un 6% de los fallecimientos registrados en el mundo son por este motivo. Este especialista alertó de que el 60% de la población no lleva a cabo ningún tipo de ejercicio físico y de que un 20% de los niños aragoneses tiene problemas de sobrepeso. Una hora semanal de actividad física "moderada y vigorosa", puso como ejemplo, reduce muchos peligros.

Homenaje a los médicos rurales

Satué, con orígenes familiares en el pueblo de Escartín, quiso rendir un homenaje al trabajo de los médicos rurales de antaño y recordó la figura de Manuel Viamonte (1924-1999), médico de Orna, su primer destino como profesional y en el que ejerció durante 36 años hasta su jubilación.

El tono reivindicativo lo puso Viñuales, quien abogó por "reconocer, valorar y seguir conservando" lugares como el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido que están aportando "extraordinarios beneficios a una sociedad que se tilda de moderna". Al acto asistieron, entre otros, el consejero en funciones de Desarrollo Rural de la DGA, Joaquín Olona; el vicepresidente de HERALDO, Fernando de Yarza Mompeón y el director de este diario, Mikel Iturbe.

Etiquetas
Comentarios