Aragón

Aragón

Presentada una aplicación de móvil que mejora la gestión de los servicios del 112

Los promotores de la idea buscan voluntarios para testar el prototipo y poder seguir avanzando en su diseño.

Sede central el servicio de emergencias 112 en Zaragoza.
Sede central el servicio de emergencias 112 en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Savemenow aspira a mejorar la gestión de los servicios de emergencias. Esta aplicación de móvil, que fue presentada ayer en las instalaciones de Zaragoza Activa, utiliza las nuevas tecnologías para una comunicación más ágil y eficiente con el 112.

Niko Sánchez, un bombero formado en Londres y promotor de esta aplicación, explicó ayer que su propia experiencia en la capital británica le había hecho caer en la cuenta de las limitaciones y deficiencias que sufren los servicios de emergencias a la hora de afrontar siniestros de todo tipo. "Llevamos un potente ordenador en el bolsillo y no sabemos darle uso", afirmó, refiriéndose a las infinitas posibilidades de los terminales para comunicar incidencias graves al 112.

Recordó que actualmente con el móvil podemos pedir una pizza pero si queremos informar de una emergencia (desde un incendio a un accidente de tráfico) tenemos que seguir recurriendo a una llamada telefónica. La aplicación presentada ayer quiere superar esto y hacer posible la creación de una comunidad de usuarios conectada con el 112 que informe con agilidad y rapidez de las emergencias que puedan surgir. Y que al mismo tiempo les permita a ellos recibir las notificaciones de esas incidencias si se encuentran en un radio de distancia determinado.

De forma resumida, Niko Sánchez explicó que con Savemenow el móvil se conecta de forma manual o automática con el servicio 112 y envía datos e imágenes, con lo que facilita el trabajo al equipo de intervención al disponer de una información actualizada que hasta ahora era imposible tener por adelantado.

Sánchez aseguró que incendios como el ocurrido hace dos años en la Torre Grenfell, de Londres, que dejó más de 70 muertos, pueden gestionarse de manera más rápida y certera, con lo que se reducirían las pérdidas humanas. "Con sensores de temperatura potentes conectados a un botón de evacuación, se hubiera alertado a los vecinos de que algo ocurría y se hubieran puesto en marcha los bomberos –dijo–, pero en los incendios se siguen utilizando las alarmas de sonido, que no siempre son eficientes".

La aplicación, que una vez desarrollada quieren ofrecer a lasadministraciones y servicios de emergencias, se lanzó ayer como piloto. Los promotores necesitan voluntarios –que pueden descargarse la aplicación en https://savemenowapp.espara testarla y poder seguir completándola.

El proyecto surge dentro del programa Mediación, Investigación, Emprendimiento (MIE), impulsado por Zaragoza Activa y la Universidad de Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios