Despliega el menú
Aragón

Elecciones 2019

La fórmula del éxito de las agrupaciones de electores

Varias candidaturas libres de halos ideológicos se impusieron el 26M en Aragón, aunque no sin trabas.

Foto de grupo de la candidatura Ambel es + durante la campaña electoral.
Foto de grupo de la candidatura Ambel es + durante la campaña electoral.
Ambel es +

Alejadas de grandes siglas y libres de etiquetas ideológicas, varias candidaturas aragonesas lograron unos magníficos resultados el pasado superdomingo electoral. Porque a diferencia de las ciudades, donde los partidos tradicionales y las coaliciones copan cualquier mínimo espacio en las instituciones, los pueblos son terreno abonado para las agrupaciones de electores. Lo explica la manida frase que dice que en los pequeños municipios 'se vota al candidato y no al partido'.

Undués de Lerda, Mallén, Gelsa, Albelda, Blecua y Torres, El Pobo o Allepuz son algunas de las localidades donde estas agrupaciones de electores salieron victoriosas. "Los partidos grandes se ofrecen para que vayas con ellos, pero mucha de la gente que ahora se anima a gestionar los ayuntamientos quiere hacerlo sin ningún tipo de implicación política, no quieren que se les relacione con tal o cual partido", razona Paula Trívez, alcaldesa veinteañera de Ambel que logró armar y liderar la candidatura de Ambel es + con la que ha obtenido cinco de los siete concejales en liza. Mayoría absoluta. Trívez gobernaba desde hace un año debido a la marcha del entonces alcalde.

En la misma línea abunda Rubén Marco, quien repite como regidor de Mallén bajo la marca Por Mallén: "En muchos pueblos hay gente que no cree en las estructuras de los partidos, que tienen una dirección muy alejada de los pueblos, si bien es cierto que siempre hay casos y casos y no conviene generalizar".

"Las cosas se sacan adelante entre los vecinos. Se abren los plenos, se deja participar a la gente y se procura ser transparente. Lo publicamos absolutamente todo. De este modo la gente confía", razona el edil, quien cree que, quizá, esta fórmula "implica algo más de trabajo porque no hay un interlocutor directo, no tienes un diputado provincial de cabecera que atienda tus peticiones, pero eso se arregla con trabajo, moviéndote y reuniéndote con quien corresponde. Además, así se aprende bien cómo funcionan las instituciones".

Trabas administrativas

Poner en marcha una agrupación de electores no es tarea sencilla. “Cuando empezamos el proceso nos encontramos con muchas trabas para sacar el proyecto adelante, mucha burocracia. Desde la administración te exigen lo mismo que a las grandes formaciones, y en cambio, a la hora de poder hacer la campaña electoral (colocación de carteles, reparto de programas electorales, etcétera) sólo permiten gastar 10 céntimos por habitante del municipio. En cambio, los grandes partidos pueden gastar muchísimo más”, afirma.

Otro aspecto con el que en Ambel es + no están conformes es la exclusión del órgano que rige la comarca: “Nos parece injusto que los representantes de pueblos pequeños no tengamos derecho a formar parte del consejo comarcal, ya que exigen un mínimo de porcentaje de votos. En esta ocasión había que tener 270 votos para poder formar parte de él, lo cual en nuestro caso es imposible porque solo tienen derecho a voto 223 personas. En la población de Tabuenca, en la que la lista de Ciudadanos ha sacado los siete concejales, al sacar unos 230 votos tampoco tienen derecho a estar”.

Etiquetas
Comentarios