Aragón

Heraldo Saludable

salud

El transporte de medicamentos con drones es viable, aunque aún no posible

El vuelo experimental llevaría los medicamentos desde el Aeropuerto de Teruel hasta la localidad de Gea de Albarracín. Se podría realizar este verano.

Modelo de dron que se podría utilizar para distribuir medicamentos.
Modelo de dron que se podría utilizar para distribuir medicamentos.
Delsat

El transporte de medicamentos en drones es hoy factible en España, pero aún no es posible, sobre todo porque la normativa no lo permite, aunque los responsables del proyecto Pharmadron que ha estudiado su viabilidad creen que la normativa se abrirá porque esto es un proceso imparable.

El objetivo de este proyecto es "garantizar el acceso al medicamento de todo el mundo", pensando especialmente en zonas remotas, de difícil acceso o afectadas por ejemplo por inundaciones o catástrofes naturales, explica Francisco Yuste, de la empresa de drones Delsat.

La compañía, con sede en Zaragoza y campo de pruebas en el Aeropuerto de Teruel, es una de las participantes en este proyecto, que tiene un coste de 100.000 euros, de los que 60.000 proceden de una subvención del Programa de Apoyo a Agrupaciones Empresariales Innovadoras (AEI) del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. También forman parte de la iniciativa la cooperativa de distribución farmacéutica Novaltia, la ingeniería y consultoría VeaGlobal, el Clúster Aeroespacial de Aragón AERA y PLATA, y la Plataforma Aeroportuaria de Teruel.

Desde Novaltia destacan las posibilidades que ofrece este transporte para llevar los medicamentos a los núcleos rurales. En concreto, se plantean aeronaves pilotadas remotamente para que los pacientes crónicos, personas mayores y aquellos que residan en zonas de difícil acceso para transporte por tierra, por remotas o aisladas, tengan acceso universal a los medicamentos. También para poder realizar la distribución de medicamentos y productos farmacéuticos en situaciones meteorológicas complejas o ante catástrofes naturales.

Delsat se ha encargado en el proyecto de pensar cómo sería la parte tecnológica y logística: desde cómo serían las bases en las que estarían aparcados los drones hasta las características del plan de seguridad a la hora del despegue, el tipo de aeronave con sus características técnicas y cómo tendría que ser el aterrizaje. "Con todo el trabajo que hemos realizado, si mañana decidiéramos hacerlo solo sería empezar a ejecutar" apunta.

Ese trabajo comenzó haciendo el estudio de arte para ver qué se había trabajado en este campo y encontraron lo que han desarrollado empresas como Amazon o Google. También cita el ejemplo de países como Ruanda donde se ha hecho transporte de sangre a zonas remotas, pero en España está todo por hacer, apunta.

Ahora están a la espera de poder concretar una prueba piloto que no será en junio o julio, como al principio preveían, pero podría ser este verano. El vuelo experimental llevaría los medicamentos desde el Aeropuerto de Teruel hasta la localidad de Gea de Albarracín, en Teruel, previsiblemente con un dron comercial, a la espera de poder contar con ayudas para un modelo específico, pero lo importante, apunta Yuste, "es la aerodinámica, el contenedor y las autonomías" de vuelo.

El estudio contempla cómo ha de ser el transporte para cumplir con las Buenas Prácticas de Distribución (Bpds), iguales que para el reparto por tierra: un contenedor específico, fabricado con materiales avanzados, refrigerado, aerodinámico y ligero para el transporte de medicamentos y otros productos farmacéuticos, informan desde Novaltia.

El proyecto acaba de terminar sus conclusiones en las que destacan que "es viable realizar el transporte de medicamentos con dron", asegura Yuste pero "a día de hoy la normativa no permite" utilizar drones para el transporte de mercancías, y de hecho está expresamente prohibido en el real dDecreto que regula el uso civil de drones. ¿Entonces? "Confiamos en que la normativa se abrirá porque esto es imparable, con condiciones claro, pero se abrirá. No me cabe la menor duda", asevera Yuste. 

Etiquetas
Comentarios