Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Sanidad

Más de 1.400 personas sufren esclerosis múltiple en Aragón

Los expertos destacan que los nuevos tratamientos permiten mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Los enfermos de esclerosis múltiple se ejercitan en el gimnasio de la sede de Fadema.
Enfermos de esclerosis múltiple se ejercitan en el gimnasio de la sede de Fadema.
José Miguel Marco

"Queremos acabar con esa visión negativa que hay de la esclerosis múltiple. Ahora la situación ha cambiado". Este es uno de los mensajes que quiso transmitir ayer la jefa del servicio de Neurología del hospital Clínico de Zaragoza, Cristina Íñiguez, que hizo hincapié en la "significativa" evolución de los tratamientos para mejorar la calidad de los pacientes que sufren esta patología. Actualmente hay más de 1.400 enfermos en Aragón.

Si en 1995 no existía ningún alternativa farmacológica, ahora se disponen de hasta 12 y "cada vez hay más". "No hay tratamiento curativo, pero sí funcionan para que la discapacidad se presente más tarde", insistió. La profesional del Clínico participó en la primera jornada para familiares y pacientes que se organizó en este hospital, con motivo del día mundial de la esclerosis múltiple que se celebra hoy. En la jornada, se debatieron diferentes aspectos médicos de la enfermedad, como los síntomas o la fertilidad, pero también se trataron otros temas como los recursos sociales o emocionales para los pacientes.

La esclerosis múltiple se caracteriza por la inflamación del sistema nervioso central. Destruye la mielina, sustancia que rodea a las fibras nerviosas y que facilita la conducción de los estímulos nerviosos. Al interrumpirse esta conducción, se producen los síntomas, que pueden ir desde la debilidad, pérdida de visión, falta de coordinación, rigidez... Los nuevos tratamientos intentan que se reduzcan estos episodios agudos o inflamaciones y, por lo tanto, mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Íñiguez destacó el trabajo desarrollado en estos últimos años en Aragón, una de las pocas comunidades que cuentan con un grupo de trabajo en el que están integrados todos los neurólogos y que está auspiciado por el Servicio Aragonés de Salud. "Esto supone que tengamos más posibilidades que otras comunidades de usar los nuevos tratamientos", subrayó la especialista.

Íñiguez recordó que aunque se desconoce la causa directa de la esclerosis múltiple, sí que se valora que el enfermo tenga una predisposición genética y que influyan algunos factores ambientales. De hecho, en estos enfermos se han constatado unos niveles más bajos de vitamina D.

La doctora Íñiguez descartó, además, que el incremento de pacientes en los últimos años esté solo relacionado con un mejor diagnóstico. "Hemos constatado que hay cada vez hay más mujeres jóvenes afectadas. Si solo fuera por un mejor diagnóstico habría un aumento general", afirmó.

Etiquetas
Comentarios