Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

COmarca de Daroca

Paisajes de agua y roca en la ruta de los molinos de las Hoces del Huerva

Desde la localidad de Herrera de los Navarros, este recorrido nos lleva por los molinos de las Saladas y del Zorro, pasando cerca de la Peña Gorda, donde tendremos la oportunidad de observar buitres. 

Herrera de los Navarros es el punto de partida de esta ruta senderista.
Herrera de los Navarros es el punto de partida de esta ruta senderista.
Víctor Lax

El río Huerva ha ido excavando con su cauce la tierra hasta conformar profundas y serpenteantes hoces rocosas a su paso por la comarca de Campo de Daroca. Se trata de un patrimonio fluvial de gran interés que, sin embargo, es muy desconocido. El recorrido que proponemos sale desde Herrera de los Navarros, se acerca a Peña Gorda, donde podremos observar con facilidad buitres, y continúa junto al río visitando los molinos de las Saladas y del Zorro para terminar, al final del valle, aproximándose a los restos del antiguo poblado medieval de Luco y la ermita de San Miguel. Se trata de un itinerario de dificultad media, en el que se recorren unos 10 km con una duración estimada de 3 h 30 min. Al tratarse de una ruta circular, regresamos al mismo punto del que salimos, por lo que no es necesario contar con vehículos para la vuelta.

Salimos de Herrera de los Navarros siguiendo la calle que remonta el río Herrera por su margen derecha orográfica. Este primer tramo será común con las rutas PR-Z-25 y PR-Z-53. Tras dejar atrás las casas del pueblo, la calle se transformará en una pista. A la izquierda se desvía la PR-Z-25 por un camino ascendente, nosotros continuaremos recto.

Justo antes de llegar a la carretera que une Herrera de los Navarros con Luesma tomaremos a la izquierda una pista paralela a ella. Seguimos por la pista de la derecha que bordea longitudinalmente unas naves para seguir remontando el cauce del río Herrera por su margen derecha.

Antes de alcanzar una hilera de chopos cabeceros, cruzaremos con cuidado el pequeño río para subir a la carretera retrocediendo un poco y coger la pista que comienza a ascender por la ladera. Llegamos a un collado desde el que parte un sendero que baja entre los pinos al Huerva. Durante el fuerte descenso pasaremos junto a Peña Gorda, mole rocosa que sirve a los buitres como posadero y como observatorio del valle.

Al llegar a unas cabañas abandonadas dejamos a la izquierda el camino que lleva a Vistabella y nos dirigimos río abajo, hacia el Molino de las Saladas. Cruzamos el río junto al molino para alcanzar la margen izquierda del río. En un momento dado es necesario vadear para ganar la margen derecha del río, aunque al poco volveremos a la margen izquierda. Al alcanzar un puente viejo, lo cruzamos y pronto llegaremos al molino del Zorro o del tío Ajustito.

Para regresar a Herrera de los Navarros tomaremos la pista en sentido ascendente. Si la seguimos en dirección contraria, llegaremos a la ermita de San Miguel y los escasos restos del poblado de Luco. Tras salir de la zona de bosque, en una curva pronunciada podemos continuar por la pista a la izquierda o recortar remontando recto por el barranco. Continuamos rectos por la pista principal. Alcanzamos así a la carretera pero no llegamos a pisarla para proseguir por el camino viejo que sale a mano derecha. Desde allí regresamos de nuevo a Herrera, donde entraremos por la plaza de la iglesia.

Etiquetas
Comentarios