Aragón

Aragón, un país de montañas

Por los centenarios chopos cabeceros del Alto Alfambra

El Parque Cultural del Chopo Cabecero del Alto Alfambra acaba de ser aprobado por el Gobierno de Aragón. Proponemos una ruta para conocer mejor este paisaje singular, que refleja el uso de la naturaleza por el hombre a lo largo de la historia.

Un tramo de la ruta del chopo cabecero entre Jorcas y Aguilar del Alfambra.
Un tramo de la ruta del chopo cabecero entre Jorcas y Aguilar del Alfambra.
Chabier de Jaime

El martes 24 de abril el Gobierno de Aragón aprobó la declaración del Parque Cultural del Chopo Cabecero del Alto Alfambra. Se protege de este modo el patrimonio natural y cultural que supone este ecosistema de masas arboladas, con más de 20.00 ejemplares de los singulares chopos cabeceros, un paisaje que se ha construido a lo largo de los siglos por la acción combinada del hombre y la naturaleza. Proponemos una sencilla ruta de unos 7 kms desde Jorcas hasta Aguilar del río Alfambra, siguiendo el curso fluvial, que ayudará al visitante a conocer mejor este hermoso paisaje.

La ruta sale desde el polideportivo de Jorcas y continua entre huertas en paralelo al barranco del Regajo y la carretera A-228, por donde se llega a una fuente y zona de merendero con viejos sauces trasmochos y chopos cabeceros. Siguiendo el barranco pasaremos por campos cultivados y tendremos ocasión de ver construcciones de piedra seca, hasta llegar a la confluencia con el paseo fluvial del Alfambra que viene desde Allepuz y que coincide con el PR-TE 51 Virgen del Campo, que acaba en Galve.

Paseo fluvial

Una vez ya en el paseo fluvial, seguiremos el curso del río y llegaremos al molino (todavía habitado aunque no en servicio) de Ababuj, donde podremos observar desde el puente tanto el meandro de casi 3600 que hace el río, como la bonita cascada del azud.

Durante todo el camino nos acompañarán las sugerentes formas del chopo cabecero. Al acercarnos a Aguilar encontraremos una zona con réplicas de ictitas, o huellas de dinosaurio, que marcará que estamos a pocos metros del Chopo Cabecero del Remolinar, un centenario ejemplar declarado Árbol Singular por el Gobierno de Aragón, y conocido por su tercer puesto en en el premio European Tree od the Year de 2015. Una vez en este punto, podemos entrar a Aguilar, regresar por el mismo camino, o subir hasta la ermita de la Virgen de la Peña desde donde tendremos una magnífica visión de los Estrechos de Aguilar, y el cañon fluvial con su pliegues geológicos.

La cultura del Chopo Cabecero ya fue declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial en 2016 y la ribera del Chopo Cabecero se declaró arboleda singular de Aragón este mes de febrero.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios