Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Chopos y trincheras en la ruta de Alfambra a Galve

Ruta lineal y bidireccional de 25,8 km de distancia, con un tiempo aproximado de recorrido de 5 horas 30 minutos y un desnivel de 830 m. Sendero de pequeño recorrido, señalizado y homologado, con una dificultad media, debida sobre todo a su longitud y la pendiente de algunos repechos.

Un caminante recorre la ruta de los Alcamines, entre Alfambra y Galve.
Un caminante recorre la ruta de los Alcamines, entre Alfambra y Galve.
Comunidad de Teruel

Este recorrido, conocido como la ruta de los Alcamines, sigue el sendero PR-TE 36, iniciando su recorrido en Alfambra, en el cruce de la carretera de Escorihuela con la N-420. Cogemos un camino de tierra en dirección al río Alfambra, atravesando una zona con abundantes chopos y refugios de descanso.

Llegando a Orrios cruzamos el río por un puente de madera hacia una zona recreativa, y continuamos la marcha por l a ribera en dirección a Villalba. Más tarde enlazamos con la carretera TE-V-8006, junto a un antiguo peirón. El primer punto de referencia es la ermita de la Virgen del Águila, de origen románico (siglo XIII), reestructuración gótica (siglo XIV) y posterior ampliación (siglo XVI).

Continuamos por la carretera hasta Villalba Alta. Giramos a la izquierda y dejamos la Fuente Baja a la derecha, con un poste direccional llegando a la báscula. A la salida del pueblo tomamos una pista forestal paralela al río Alfambra, aguas arriba. Tras 2 km llegamos a un badén que cruza el cauce, pasamos junto a un corral de ganado y ascendemos por un pedregoso camino.

En la parte alta nos desviamos hacia Galve en el primer cruce, en el siguiente continuamos por el camino de la derecha, y en la próxima intersección nos desviamos a la derecha hacia Peña Amarilla, con un mirador desde el que contemplar las buitreras de los cortados. Antes de llegar atravesamos una zona de trincheras junto a la cornisa.

Comenzamos el descenso hacia el río Alfambra por un estrecho camino, hasta cruzar su cauce por el Puente de los Alcamines y continuar por la margen opuesta. Seguimos la ruta por una senda de herradura, y tras andar unos metros paralelos al río comenzamos a ascender por un tramo con bastante pendiente. Alcanzado el collado descendemos para cruzar la Rambla Pellejera y volver a ascender. La senda nos conduce a una pista forestal en dirección a Galve, entre campos de cultivo.

En la siguiente señalización nos dirigimos al pueblo por un camino de herradura que discurre junto a una paridera en ruinas a la izquierda. Continuamos descendiendo y cruzamos el Alfambra por el Puente Medieval, llegando a una zona de chopos cabeceros junto al pueblo.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios