Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Turismo paleontológico

Dinoexperience: el mundo de los dinosaurios crece en la Comunidad de Teruel

Dinoexperience es el proyecto de la Comunidad de Teruel para ofrecer al viajero los recursos turísticos de su riqueza paleontológica. La pasarela accesible y mirador de Ababuj es una de las últimas iniciativas emprendidas

El yacimiento de icnitas de Ababuj ha sido acondicionado para su visita con una pasarela y un mirador accesibles.
El yacimiento de icnitas de Ababuj ha sido acondicionado para su visita con una pasarela y un mirador accesibles.
Turismo Comunidad de Teruel

El mundo de los dinosaurios amplía sus dominios en la Comunidad de Teruel. Los amantes de los grandes saurios tienen un nuevo enclave en el que dejarse llevar por la imaginación y sumergirse en el mundo prehistórico en el que vivían estos animales prehistóricos, una materia en la que esta provincia aragonesa es privilegiado territorio. Se trata del yacimiento de icnitas de Ababuj que acaba de ser acondicionado para la visita mediante una pasarela. Pueden verse así de cerca las huellas de dinosaurio fosilizadas en la roca en las que es pródigo este yacimiento, uno de los primeros detectados en Aragón. La actuación forma parte del proyecto Dinoexperience, con el que la Comunidad de Teruel busca potenciar como recurso turístico la gran riqueza paleontológica de la comarca, en la que también se encuentra Dinópolis y dos de sus subsedes: Galve y Riodeva.

Formando parte también de esta iniciativa, en seis localidades de la comarca se han instalado unos paneles o módulos informativos con explicaciones sobre los restos paleontológicos encontrados en el lugar. Uno de ellos se encuentra en el propio Ababuj y el resto en Argente, Villarquemado, Cedrillas, Alfambra y El Cuervo. Se suman a otras actuaciones como la instalación de pequeñas esculturas en acero que recuerdan elementos prehistóricos de la comarca, como el mono de Aguatón, los dinosaurios de Camañas o la rana de Libros, mientras se preparan otras iniciativas de paleoturismo, como la apertura en El Pobo del parque temático ‘Un safari en la sabana Turoliense’, para finales de verano.

La pasarela de Ababuj

El yacimiento de icnitas de Ababuj, declarado Bien de Interés Cultural en 2003 por el Gobierno de Aragón, es ahora más accesible tras la instalación de una pasarela, a lo largo de 35 metros lineales en paralelo al ‘lienzo’ o afloramiento vertical, con lo que se facilita la observación de cerca de las huellas de dinosaurio que aparecen con gran claridad en la roca, y lo hace accesible a personas con discapacidad. Además, se han colocado paneles en Braille para que la información pueda llegar a los invidentes, que también cuentan con una réplica de una de las icnitas para poder tocarla.

Un segundo afloramiento, al otro lado de la carretera, ha sido equipado con tres atriles adaptados a Braille con información sobre las icnitas del entorno. En la zona de Ababuj, los paleontólogos de la Fundación Dinópolis ha detectado más de 75 huellas de dinosaurio, de tres modelos: de tipo ovalado y en forma de media luna (que pertenecen a un gran saurópodo, quizás un diplodócido, de más de 20 metros de longitud), y unas tridáctilas, es decir, con tres dedos, que serían el rastro dejado por un dinosaurio carnívoro unos 9 metros de longitud.

En la entrada de la localidad puede verse también un panel informativo sobre los restos paleontológicos encontrados y la época en la que vivían los dinosaurios. Ababuj se encuentra ubicada en un punto estratégico que le permite dominar el valle Alto del Alfambra como testifica su torre defensiva, de visita obligada al pasar por la localidad.

Etiquetas
Comentarios