Despliega el menú
Aragón

Comercio

El Corte Inglés prevé aumentar un 20% los beneficios con el traslado de su ‘outlet’ a Grancasa

Espera que todos los centros de la capital aragonesa ganen dinero tras la reestructuración de la oferta comercial.

Fachada del centro comercial Grancasa, que albergará un ‘outlet’ de El Corte Inglés.
Fachada del centro comercial Grancasa, que albergará un ‘outlet’ de El Corte Inglés.
Francisco Jiménez Photography

El Corte Inglés prevé ganar un 20% más en Zaragoza con el traslado de su centro de oportunidades de Plaza al de Grancasa. Estas son las previsiones de la dirección regional, que confía en que el ahorro de costes y, sobre todo, el tirón de las ventas con la implantación de un gran ‘outlet’ en la ciudad dispare los beneficios. La reconversión del macrocentro del Actur, que está en números rojos, comenzará el 3 de agosto y estará listo para principios de octubre con una reforzada oferta de marcas de moda con descuento, a la que se añadirá ahora todo tipo de electrodomésticos de ocasión y una de las mayores tiendas de Sfera del país.

El director regional, Javier Galdós, estima que la reestructuración de la oferta comercial permitará que todos los centros ganen dinero y, de este modo, el de Sagasta deje de soportar las pérdidas tanto de Grancasa como de Puerto Venecia. Con este fin, cada uno de ellos se va a posicionar en segmentos distintos de mercado.

El buque insignia está en plena reforma para centrarse en marcas de prestigio, para clientes de mayor nivel adquisitivo, mientras el de Puerto Venecia sigue ampliando sus firmas dirigidas a un público joven. Y las esperanzas están puestas en Grancasa, con cuya reconversión en ‘outlet’ pretenden adelantarse a la competencia que supondrá la apertura de Torre Village.

Los directivos hacen un sencillo razonamiento, que han trasladado en los dos últimas días a los representantes de los trabajadores y a todos los jefes y responsables de sección de Zaragoza: si el centro de oportunidades de Plaza crece todos los años y es uno de los más rentables del país pese a estar a las afueras de la ciudad y carecer de transporte público, con su reubicación en Grancasa se deberían incrementar sustancialmente las ventas.

Inquietud en la plantilla

La cuestión en la que más insiste la dirección es en que ninguno de los cerca de los 500 trabajadores de Grancasa serán despedidos. Otra cosa es el futuro del personal propio de las firmas y de las contratas de servicios, entre el que existe una gran inquietud por su futuro laboral porque no será tan sencillo reubicarlos y carecen de la más mínima información. De hecho, existen duplicidades en la oferta y temen por sus puestos.

En el caso de la plantilla de El Cortes Inglés de Grancasa, unos 300 se recolocarán de forma escalonada en los centros de Sagasta, Independencia y Puerto Venecia. Se quedarán algo menos de 200, los que trabajan en el supermercado –cuya oferta se reforzará– y en los servicios complementarios –como la agencia de viajes, los seguros o la óptica–. Tras el cierre del ‘outlet’ de Plaza, sus cerca de 40 trabajadores se harán cargo de la atención al público en el Actur a partir de principios de octubre.

Los responsables de Recursos Humanos tendrán tajo, dado que deben cuadrar la reubicación teniendo en cuenta las peticiones de la plantilla, a la que se le irá comunicando los cambios a partir de la próxima semana. La pretensión es empezar con los que se van de vacaciones en junio y estudiar con especial cuidado la demanda de las trabajadoras que tienen hijos a su cuidado y de las que se han reducido la jornada por guardia legal.

Etiquetas
Comentarios