Zaragoza

zaragoza

Los promotores de Torre Village mantienen sus planes de abrir en otoño pese a la sentencia

Recuerdan que en 2008 se acordaron los nuevos usos a cambio del traslado de Pikolin a Plaza.

Las obras del ‘outlet’ continuaron el martes, un día después de que se hiciera pública la sentencia que anula el plan
Francisco Jiménez

Torre Village sigue adelante, al menos de momento, y los planes de abrir el centro en otoño se mantienen. Este es el mensaje que transmitió este martes el Grupo Iberebro, que promueve este parque comercial en la carretera de Logroño, tras conocer el lunes la sentencia que anula el plan especial. Eso sí, lanzó un recordatorio al Ayuntamiento de Zaragoza: que este proyecto obedece a un convenio firmado en 2008 por el que el Consistorio se comprometió a tramitar unos nuevos usos comerciales en los suelos de la antigua fábrica de Pikolin a cambio de que la multinacional permaneciera en la ciudad, concretamente en Plaza.

“Hemos cumplido la parte de nuestro contrato”, explicó Luis Barcelona, consejero delegado de Iberebro –sociedad patrimonial de la familia Soláns–. “La otra parte, que es el Ayuntamiento, debe hacer lo mismo. En esa confianza estamos. No tenemos motivos para pensar que el Ayuntamiento va a incumplir”, declaró.

Recordó que la sentencia no dice que no se pueda construir el centro comercial, sino que el instrumento elegido para tramitar la operación “no es el adecuado”. “Busque otro instrumento. Esto es responsabilidad del Ayuntamiento, buscar otra fórmula”, afirmó Barcelona, que insistió en que durante todos estos años la empresa ha atendido todas las indicaciones del Consistorio.

Tras el varapalo judicial, para la empresa el objetivo es ir “paso a paso”. “La sentencia no es firme”, insistió Barcelona, que confirmó que la intención de Iberebro es interponer recurso de casación ante el Supremo en el plazo de 30 días para revocar el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA). La empresa no valoró la decisión de no recurrir que anunció el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz.

El consejero delegado de Iberebro tampoco aventuró las indemnizaciones que se podrían llegar a exigir al Consistorio en el caso de que finalmente este proyecto no saliera adelante. Eso sí, no descartó futuras reclamaciones ante los tribunales si no prospera el recurso ante el Supremo o la controversia no se resuelve por la vía del acuerdo. “Volviendo al símil del contrato mercantil, si una parte cumple y otra parte incumple, evidentemente es un escenario que no nos gustaría. Pero lo tendríamos que analizar muy en detalle”, declaró.

También informó de que los planes de comercialización del ‘outlet’ no se van a detener, después de que se haya cubierto un 60% de los operadores previstos. “A fecha de hoy no tenemos ninguna baja en ningún tipo de contrato. Y en este tipo de proyectos, los operadores están acostumbrados a los vaivenes jurídicos”. Negó además que tras conocerse la sentencia se haya contactado con el Consistorio zaragozano o con la DGA e insistió en que por ahora la empresa se va a centrar en “la vertiente jurídica”.

Un millón abonado ya

Fuentes de la empresa promotora recordaron que ya se ha abonado al Ayuntamiento un millón de los 2,7 comprometidos en el convenio de gestión. Por otro lado, las citadas fuentes descartaron otros escenarios, como que el proyecto del ‘outlet’ salga de Zaragoza o incluso que Pikolin abandone la capital.

Etiquetas
Comentarios