Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

DEscenso fluvial

Las navatas bajarán por el Cinca este domingo, desde Laspuña a Aínsa

Este fin de semana se acabarán de construir las embarcaciones que en la mañana del domingo se lanzarán al río para surcar las aguas manejadas por los navateros, que recordarán este oficio vivo hasta hace medio siglo. 

Descenso por el Cinca
Descenso por el Cinca
HERALDO

Este domingo 19 de mayo las navatas descenderán el Cinca como lo hacían antaño, entre los pueblos pirenaicos de Laspuña y Aínsa. Esta tradición, que se realiza invariablemente cada tercer domingo de mayo, está declarada Actividad de Interés Turístico de Aragón y Bien de Interés Cultural Inmaterial por el Gobierno de Aragón, aprovechando para la navegación, como se hizo durante tres siglos, que el río baja ‘mayenco’, es decir, que el cauce ha subido para estas fechas de la primavera con los deshielos de las nieves del invierno. El viaje de las navatas por el río desapareció a mediados de los años sesenta del pasado siglo.  

El descenso del domingo irá precedido de una amplia lista de actividades que comienzan el viernes por la tarde en Puyarruego con el cambio de verdugos en los troncos, que esta previsto iniciar a las 19.00. Los verdugos, que sirven para enlazar todos los troncos y construir así las navatas, se realizan con las sargas que crecen en la ribera. El mes de marzo se cortaron los verdugos y comenzó la larga y trabajosa tarea de hacerlos lo suficientemente maleables como para que sirvan a su cometido de mantener firmemente atados los troncos. Para ello, primero se mantienen sumergidos en el agua para que se ablanden y, luego, se retuercen a lo largo de varias jornadas hasta volverlos fáciles de manejar. Más tarde, a las 19.45, y en la misma localidad, se proyectará el documental ‘Navateros’ de Eugenio Monesma.

El sábado, a las 9.00 se procederá al aguado de navatas en el playa del Cinca. Y a las 11.00 comenzará un descenso popular de kayaks por el río. Por la noche habrá cena y fiesta navatera. Finalmente, el domingo, tras los actos religiosos, comenzará a las 11.00 el descenso desde el puente de Laspuña hasta llegar a Aínsa, un recorrido de 12 km por carretera, que el año pasado las navatas tardaron una hora en completar, y con el que se recuerda los viajes que hacían las embarcaciones para conducir el transporte de madera desde la montaña hasta Tortosa, aprovechando los cursos fluviales.

Etiquetas
Comentarios