Despliega el menú
Aragón

Marca ARagón

Cecilia Buil: "Para quien viene a escalar a España, Riglos es imprescindible"

Dentro de un deporte arriesgado como el alpinismo, Buil ha elegido una disciplina extrema, la escalada en hielo, especializándose en lo más difícil: abrir vías nuevas.

Cecilia Buil, escaladora, en la estación de Sabiñánigo.
Cecilia Buil, escaladora, en la estación de Sabiñánigo.
Guillermo Mestre

Cecilia Buil es experta en escalar en hielo, una disciplina de la que le gusta su capacidad de «no dejar huella, los agujeros que haces para subir desaparecen con el deshielo». Lo contrario a su trayectoria en la escalada, cuyos récords están dejando una impronta relevante en el mundo del montañismo, sobre todo con el reto en el que anda metida: abrir una vía nueva de escalada en hielo en cada uno de los cinco continentes, y ser la primera montañera del mundo en hacerlo. Un desafío que iba a completar este año en Ordesa, añadiendo así Europa, el único continente que le falta, a su lista. No pudo ser, se interpuso un inverno caluroso y la falta del permiso del Parque Nacional.

La escalada le ha llevado por el mundo, pero no olvida uno de los primeros sitios donde empezó a medirse con la montaña: Riglos, un lugar al que sigue volviendo siempre que puede. «Es un lugar único en el mundo, tanto el hecho de que las paredes estén tan cerca del pueblo como el tipo de conglomerado, que da mucho agarre, y el que las paredes incluso pasen de la verticalidad y aun así se pueda escalar en libre lo hace singular. Para un escalador que viene a España, Riglos es una visita imprescindible». No es el único destino ‘premium’ para el enamorado de la escalada en roca: «Rodellar y Alquézar también tienen fama internacional. Especialmente en Rodellar encuentras escaladores de todas las nacionalidades, porque la calidad de la roca es muy buena y el clima de Guara permite escalar muchos meses al año».

"Hay que lograr que las temporadas se alarguen, el barranquismo se puede practicar de junio a octubre"

Los Pirineos «no tienen nada que envidiar a otros macizos montañosos. Los Alpes son más extensos pero en Pirineos se puede hacer alpinismo de primer nivel y también excursiones muy sencillas, y además son mi casa», señala esta escaladora que explica que también conoce «la Ibérica, Gúdar… hay sierras bien bonitas en Teruel o en Zaragoza, pero vivo en Bielsa y el Pirineo o Guara me quedan más cerca».

Aragón es un buen destino para el turismo de montaña, un sector en expansión: «Está creciendo el número de gente que escala, que esquía, que anda, corre o va en bici por montaña...», explica Buil, que lo sabe como guía de barrancos y escalada. Ve potencial de crecimiento en Aragón pero «hay que lograr que las temporadas se alarguen, que en verano la gente no se concentre en diez días de agosto, sino que sepa que se puede disfrutar desde junio hasta octubre». Reconoce que «para eso haría falta un cambio de mentalidad y de costumbres, parece que todos tenemos que coger vacaciones a la vez». Sería además una manera de «huir de las aglomeraciones y ver la naturaleza más como es», dice esta apasionada de la montaña «sin domesticar, por eso me gusta abrir vías, para pasar por donde no ha pasado nadie».

"En las montañas de Aragón aún queda mucho por descubrir, hay terreno para abrir vías durante años"

Por descubrir

¿Quedan sitios todavía por descubrir en Aragón? «Claro que sí, hay terreno para abrir durante años», explica y se lamenta de que se le hace poco caso al sector: «En Aragón tenemos que apoyar más la montaña, porque la tenemos aquí, y es una parte importantísima de los ingresos, ya no solo por el turismo sino por todo lo que genera: fabricación de materiales, venta...». «Una parte muy importante del ADN aragonés es la montaña, tanto la gente que vive allí como en el deporte, no solo tenemos buenos escaladores y esquiadores, sino también grandes piragüístas de ríos de montaña o parapentistas que son de los mejores de España», concluye.

Ficha personal

En la montaña. Cecilia Buil nació en Huesca en 1973. En la actualidad vive en Bielsa, donde trabaja como técnico deportivo de escalada en roca y barrancos, mientras prepara sus expediciones a todo el mundo para abrir nuevas vías. Pertenece a la Federación Aragonesa de Montañismo y al club ‘Peña Guara’.

Consulte aquí el resto de los reportajes del suplemento especial Marca Aragón.

Etiquetas
Comentarios