Aragón

Marca Aragón

Pobreza, dependencia e intervención social

En torno a una décima parte de la población aragonesa sigue teniendo graves problemas para llegar a final de mes. También aumentan las personas que necesitan ayuda de terceros para realizar sus tareas cotidianas básicas

Loading...

Más de 134.000 aragoneses, en torno al 10% de la población, viven por debajo del umbral de la pobreza. El dato, publicado en un reciente informe de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, confirma que, pese a haber dejado atrás los peores años de la crisis, cientos de familias siguen teniendo problemas para llegar a final de mes. En la actualidad, unas 17.000 personas se benefician del Ingreso Aragonés de Inserción.

La renta media de estos hogares, según la Asociación, es de apenas 4.714 euros al año, un dato muy alejado del promedio de la Comunidad, que se sitúa en los 33.428 euros. La situación afecta en especial a los menores, ya que prácticamente uno de cada cuatro están en riesgo de pobreza y exclusión social.

Mención aparte merecen los más de 17.000 aragoneses que trabajan a tiempo parcial para atender a familiares dependientes, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). En la Comunidad hay 36.904 personas con derecho a prestación, si bien más de 6.000 siguen a la espera de ser valoradas para acceder a una ayuda, según datos del Instituto de Mayores y Servicios Sociales, que a 31 de marzo, último día del que se tienen datos, acumulaba 49.336 solicitudes.

En los últimos cuatro años, de acuerdo con el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, se han atendido en torno a 30.000 casos. Entre los beneficiarios, el 24,1% presentan dependencia de grado uno, considerada moderada. A estas más de 10.700 personas se suman otras 14.200 con dependencia de grado dos. Son pacientes que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de su vida diaria y que en Aragón representan el 32% del total. Los grandes dependientes, aquellos que requieren del apoyo indispensable y continuo de otra persona, son más de 11.900 y representan ya el 26,9%.

Instituciones y oenegés

La labor de administraciones, colectivos sociales y oenegés sigue siendo crucial tanto para mitigar la pobreza como para ayudar a dependientes y familiares. Ejemplo de ello es el presupuesto del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, que ha alcanzado cifras de récord. No se ha conseguido aprobar, sin embargo, la ley de renta básica, bloqueada en las Cortes por falta de acuerdo. El compromiso de unos y otros, en todo caso, sigue siendo reforzar políticas y programas para poder reducir las desigualdades en la Comunidad.

Consulte aquí el resto de los reportajes del suplemento especial Marca Aragón.

Etiquetas
Comentarios