Despliega el menú
Aragón

Especial San Jorge: 23 de abril

“Poner un parche oclusivo o hacer un torniquete es una formación que salva vidas”

Raúl Gurrea, agente de la Policía Local, salvó a un joven de morir tras ser apuñalado a las puertas de una discoteca zaragozana. En junio recibirá la Medalla de Oro al Mérito Policial.

Raúl Gurrea.
Raúl Gurrea.
HA

Tras su paso por el Ejército, Raúl Gurrea se incorporó a la Policía Local de Zaragoza y posteriormente entró a formar parte de la antigua Unidad de Apoyo Operativo, también conocida como UAPO y que ahora atiende al nombre de Refuerzo Flexible (URF). De hecho, fue su formación en el Ejército la que le permitió salvar la vida de un joven que fue apuñalado cerca de un conocido bar de Zaragoza. “Durante mi estancia en el Ejército recibí formación sobre atención sanitaria prehospitalaria como el uso de parches oclusivos. Posteriormente, realicé otros cursos en Barcelona y Zaragoza, pero en estas ocasiones, los pagué de mi bolsillo”, detalla. Ahora, junto a otro compañero con una formación casi idéntica, forma a otros agentes de la Policía Local: “Somos los encargados de los ejercicios de tiro. Además, hace un par de años comenzamos con clases de atención sanitaria prehospitalaria (parches oclusivos, torniquetes...)”.

En la madrugada del sábado 2 al domingo 3 de febrero tuvo que hacer uso de estos conocimientos y de un botiquín personal (que el mismo se costeó) para salvar la vida de un joven de 19 años. Con una mano en el pecho y una navaja en la otra se presentó en la puerta del bar La Casa del Loco. Había recibido una puñalada muy cerca del corazón.

Gracias a la rápida atención del personal de seguridad del establecimiento y los conocimientos de este agente de la URF, pudo ganar el tiempo suficiente para ser operado en el hospital. “Había riesgo de que sufriera un neumotorax a tensión (acumulación de aire entre la pared torácica y el pulmón y aumento de la presión en el tórax, reduciendo la cantidad de sangre que regresa al corazón) y lo evité poniéndole un parche oclusivo. Le di tiempo de vida. Realmente le salvaron en el hospital, tanto el doctor que le atendió en urgencias como la cirujana torácica que le intervino”, puntualiza este agente.

El agente recuerda la noche con satisfacción y frustración. Satisfacción por haber salvado una vida y por el gran trabajo en equipo realizado: “A dos metros de donde estaba había una pelea. Mis compañeros me dieron la seguridad suficiente para que pudiera atender al herido. Es un trabajo silencioso, pero muy necesario”. Además, este hecho puso en relieve dos cuestiones: la importancia de la formación sanitaria para los policías y el aumento de armas blancas decomisadas. “Necesitamos tener estos conocimientos y contar con el material adecuado. Todo ello mejora el servicio que damos al ciudadano”, puntualiza.

Raúl Gurrea también imparte cursos de atención sanitaria a la población civil.

Tras este suceso, Gurrea recibirá junto a David López (que salvó a una joven de morir ahogada en el Ebro) la Medalla de Oro al Mérito Policial. “Me siento muy orgulloso. Unos pocos policías en activo tienen actualmente esta distinción”, explica. Al mismo tiempo, recuerda que, seguramente, este es el primer año en el que se otorgarán dos medallas. Aunque lo ocurrido en la madrugada del 2 de febrero es lo que ha propiciado esta condecoración, le gusta pensar que es “el reconocimiento a toda una trayectoria”.

Valor humano

A lo largo de su carrera profesional, este agente había practicado en multitud de ocasiones cómo poner un parche oclusivo y ya había salvado la vida de una persona realizando una reanimación cardiopulmonar (RCP). Una formación que también pone en práctica con la población civil, colaborando con asociaciones sin ánimo de lucro. “En estos casos nos centramos en cómo actuar si ocurre un incidente con varias personas heridas”, puntualiza. Qué hacer, dónde esconderte... son algunas de las cuestiones que se tratan.

Gurrea recuerda que la labor de la Policía Local es ayudar a las personas: “El 70 u 80% de los servicios se centran en buscar a alguien que ha desaparecido o acudir al domicilio de una persona mayor porque se ha caído. Sin embargo, todavía se tiene la percepción de que solo ponemos multas”.

- Consulta las últimas noticias de San Jorge.

Etiquetas
Comentarios