Aragón

elecciones generales

Pedro Fernández pide cerrar las comarcas y que el catalán nunca sea "lengua cooficial"

El candidato de Vox al Congreso por Zaragoza propone combatir la despoblación con más fomento de la natalidad.

Pedro Fernández, en el mitin de Vox en Zaragoza
Pedro Fernández, en el mitin de Vox en Zaragoza
Toni Galán

Nueve minutos necesitó el abogado madrileño Pedro Fernández para defender su elección como número 1 de Vox al Congreso por Zaragoza y que las medidas que propone su formación a nivel nacional también beneficiarán a Aragón. "Me critican porque no soy de Zaragoza, pero nací en España y, por tanto, también soy de Zaragoza", resaltó. Y tras replicar a las críticas de quienes le tachan de ‘cunero’, desgranó el programa nacional de su partido, obviando el apoyo de su partido al trasvase del Ebro.

Manifestó su rechazo a que el catalán llegue a ser lengua cooficial en la Comunidad como algunos (sin especificar) intentan, defendió las bondades que reportaría la suspensión de la autonomía de Cataluña, la repatriación de los ilegales, el refuerzo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para evitar "ataques" como el perpetrado la pasada noche contra el monumento a los héroes de la Legión. Y el público, poco más de un centenar, jaleaba su intervención, en ocasiones agitando la bandera de España que los organizadores dejaron en cada butaca de la sala del centro cívico Delicias donde hace cuatro años eran diez y ayer completaron el aforo.

Fernández se dio por enterado de los problemas de despoblación que asolan a la Comunidad y propuso ayudas a la familia y al fomento de la natalidad para erradicarlos. E instó al cierre de las comarcas y a dedicar el dinero "a lo que necesitan los zaragozanos". También se sumó al discurso de rebajar Sucesiones y Patrimonio, dos impuestos que el podemista Pablo Echenique subió antes de irse a Madrid y librarse de ellos.

Pascual López, Santiago Morón y Julio Calvo también intervinieron en un mitin que apenas duró 41 minutos y que estaba llamado a ser uno de los actos centrales de Vox en Aragón, una Comunidad a la que no tiene previsto regresar Santiago Abascal. Puso fin al baño de masas que, hasta ahora, había caracterizado los actos de un partido que explota al máximo el carisma de sus líderes destacados.

El candidato al Senado por Zaragoza, Julio Calvo, pidió el voto al 30% de los españoles que, según el Centro de Investigaciones Sociológicas, rechazan las autonomías. López antepuso la "sensatez" de Vox a la "redundancia" de PP y PSOE, la "repugnancia" de Unidos Podemos y la falta de definición de Cs, aún consciente de que igual tienen que "combatir" juntos. Al grito de "¡Viva la Virgen del Pilar!" y "¡Viva España!" cerró Fernández su mitin en Zaragoza que, como es habitual, cerró el himno nacional.

Etiquetas
Comentarios