Aragón

Plan de retorno del talento joven

"Animo a la gente a marcharse para volver y traer a Aragón ideas nuevas"

Pilar Berges (Zaragoza, 1988) se marchó a Dublín en 2013. Tras varias enriquecedoras experiencias profesionales está de vuelta en la capital aragonesa.

Pilar Berges es una de las primeras beneficiarias del Plan de retorno de talento joven aragonés del IAJ
Pilar Berges es una de las primeras beneficiarias del Plan de retorno de talento joven aragonés del IAJ
ARANZAZU NAVARRO

Pilar Berges (Zaragoza, 1988) se marchó a Dublín en enero de 2013 tras concluir la carrera de Turismo y ver que las perspectivas en Aragón eran entonces poco halagüeñas. Seis años después ha logrado cincelar un curriculum envidiable, con experiencia en banca y en comercio exterior. Es una de las beneficiarias del Plan de retorno del talento joven del IAJ y en la actualidad trabaja en la sede de Edelvives en la capital aragonesa mientras estudia un curso de Comercio Exterior, una vertiente profesional que ha descubierto en su etapa irlandesa

¿Cómo ha sido tu experiencia internacional?

Muy buena, logré labrarme una carrera profesional. Al principio trabajé durante nueve meses como au pair con una familia y después estuve un tiempo de camarera. A los meses logré entrar en el sector de la banca, más en la gestión interna que de cara al cliente, pasé por el área de exportaciones de una empresa farmacéutica y luego recalé de nuevo en un banco, el Citybank

Con una carrera ajena al sector y sin experiencia, en España sería complicado trabajar en un banco.

Sí. Es una de las grandes diferencias que uno ve entre el mercado laboral de España y el de otros países, como en este caso Irlanda. Ahí quizá se valora más la valía de la persona, su capacidad de adaptación, sus experiencias en otros sectores y sus ganas. No hay tanta titulitis.

¿Te planteaste no volver?

Esa idea pasa por la cabeza de muchos de los que hemos estado fuera. En Dublín tenía un trabajo fijo y una vida hecha. Buscas en Linkedin trabajo en España y no sale nada. Pero al final vi que, por distintos motivos, mi etapa ahí había terminado, así que decidí dar el paso

¿Cómo está siendo la vuelta?

Un carrusel de sentimientos. Al principio todo está muy bien. Luego te das de bruces con la realidad y pasas por otras fases. En este sentido, el plan de retorno del IAJ y su asesoría me está viniendo muy bien. Se organizan reuniones en grupo con jóvenes que han pasado por el mismo proceso y eso ayuda mucho. También les damos nuestro punto de vista para mejorar el programa.

¿Recomendarías el plan de retorno de la DGA?

Sí, sin duda. Por el equipo de profesionales que tienen, el trabajo que hacen de apoyo psicológico y de asesoría para que tu currículum sea más atractivo para el mercado aragonés. Ya se lo he recomendado a un amigo que está en Francia. En cualquier caso, también animo a la gente a marcharse fuera una temporada para volver a Aragón con ideas nuevas. Creo que vivir en el extranjero enriquece a las personas y nos ayuda a madurar a otra velocidad. Salir de tu zona de confort te hace volver con una capacidad de adaptación increíble.

Etiquetas