Aragón

economía

Las contrataciones a través de ETT siguen creciendo en Aragón con 150.000 al año

Cerca de una cuarta parte de los contratos que se firmaron en 2018 en la Comunidad se hicieron con estas empresas como intermediarias.

Una empresa de trabajo temporal en Zaragoza
ARCHIVO

Los contratos a través de empresas de trabajo temporal (ETT) continúan al alza desde que, con la crisis económica, determinadas compañías apostaran por esta forma de contratación para solventar algunos trabajos puntuales. Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en 2018 cerca de 151.000 fueron firmados en Aragón a través de una ETT. Esto supone, un incremento de más de 3.300 acuerdos en comparación con un año atrás. Por provincias, Zaragoza es la que aglutina un mayor volumen de contratos (131.652), seguida por Teruel (11.493) y Huesca (7.574).

La mayoría de estas contrataciones están englobadas en el apartado de circunstancias de la producción. Teóricamente se entiende que se utiliza esta fórmula cuando una empresa ha aumentado su producción y necesita más personal. Sin embargo, todavía desconoce si este nivel de trabajo se va a mantener y, por lo tanto, decide contratar empleados temporales. En esta categoría se incluyen más de 100.000 contratos. También hay unos 3.000 de formación y prácticas y otros 44.000 cuya continuidad en la empresa va ligada a una obra concreta o servicio. Esto significa que alrededor del 24% de las contrataciones realizadas durante 2018 fueron gestionadas por una ETT. En 2012 solo suponían el 15%.

Los datos publicados recientemente por el Ministerio de Trabajo ponen de relieve que hay más contratos firmados que personas cedidas; por lo que muchos de ellos (al menos unos 50.000) han sido contratados en más de una ocasión, encadenando trabajos de semanas o incluso días. A pesar de que estas empresas ayudan a muchas familias a encontrar un empleo, los sindicatos lamentan el abuso de la contratación a través de ETT. “Es una vía de fraude a la Seguridad Social ya que reducen sus ingresos con continuas altas y bajas y representan un grave deterioro de las condiciones laborales porque cronifica la temporalidad”, puntualizan desde CC. OO. Aragón. Al mismo tiempo, apuntan que la proliferación de este tipo de contratos “crea trabajadores de primera y de segunda”.

Desde las empresas de trabajo temporal destacan que en los últimos años han percibido un cambio en el perfil del contratante, más orientado a un uso de la ETT como una consultoría debido a su mayor control de los perfiles profesionales. Según recalcan, cuando una sociedad quiere empezar un nuevo proyecto, se pone en contacto con una ETT para buscar a la persona adecuada y, si todo funciona correctamente, el siguiente acuerdo lo alcanzan entre ellos. Así, lo que empieza como un trabajo de un par de meses se puede convertir en algo más estable.

Perfiles más demandados en Aragón

“El perfil más habitual del trabajador de ETT es una persona menor de 30 años con un nivel de estudios básicos, aunque eso no quiere decir que no se puedan encontrar personas de más de 30 años y con titulaciones universitarias”, puntualizan desde CC. OO. Aragón. Este sindicato detalla que la mayoría de las contrataciones se centran en los sectores de hostelería, telemarketing, industria, comercio, agricultura, logística, etc.

De hecho, según el último informe publicado por la empresa de trabajo temporal Adecco, el sector de la industria es el que aglutina buena parte de las opciones laborales de Aragón (con casi el 13% de las ofertas de empleo). Posteriormente se encuentra el comercio minorista (8,3%), la hostelería y el turismo (7%) y el automóvil (5,7%). Uno de los principales motores de la comunidad aragonesa son las instalaciones de Opel en Figueruelas, tanto por los trabajadores que hay en la fábrica como por todos los contratos que genera a través de las empresas auxiliares.

¿Cómo funciona una ETT?

Desde 1999 está prohibido que los trabajadores contratados a través de una ETT perciban un salario diferente al que tiene cualquier trabajador de la empresa subsidiaria (es decir, en la que van a realizar el trabajo). De este modo, las sociedades que buscan un empleado eventual, contactan con una ETT, con la que llegan a un acuerdo para que les realice el proceso de selección. Les comentan cuál va a ser el trabajo que van a desempeñar, el entorno en el que van a trabajar y qué requisitos que deben cumplir (titulación, experiencia...). Con esta información, la empresa de trabajo temporal realiza una selección de dos o tres personas, que son las que presentan a la sociedad que les ha contratado. De ellos, es la empresa en la que van a desempeñar el trabajo la que elige al que mejor se adapta a sus necesidades.

Etiquetas
Comentarios