Aragón

sanidad

Tres centros de salud ya cuentan con pulseras de alerta contra agresiones

El sindicato Cemsatse entregó dos dispositivos en el de Univérsitas y llevará también al de Las Fuentes Norte y Oliver.

Pulseras de alerta
Cemsatse entregó este viernes dos pulseras de alerta durante la concentración en Univérsitas.
Guillermo Mestre

El sindicato Cemsatse (Cesm, Satse y Fasamet) ha decidido tomar la iniciativa e hizo entrega este viernes de dos pulseras antiagresiones al personal del centro de salud de Univérsitas de Zaragoza. Trabajadores de este ambulatorio volvieron a concentrarse este viernes para pedir medidas de seguridad tras la última agresión a un médico, que fue acuchillado por un hombre de 83 años hace tan solo tres semanas.

"El Salud anunció que daría las pulseras en el centro de salud de Las Fuentes Norte, pero todavía no ha repartido ninguna. Así que nosotros nos hemos adelantado, hemos decidido hacerlo. Esperamos que Sanidad tome ejemplo", aseguró Pilar Navaz, representante de este sindicato por Satse (enfermería).

Las pulseras, según explicó Leandro Catalán (Fasamet), cuestan unos 50 euros y permiten a los profesionales, de manera táctil, activar varios niveles de alerta si tienen algún problema durante las visitas a domicilio. Podrán avisar a compañeros de su centro de salud o, en una situación grave, a la Policía. "Hemos llegado a unos límites intolerables", lamentó Catalán.

Representantes de Cemsatse entregaron este viernes las dos primeras pulseras, una para enfermero y otro para médico, a los coordinadores del centro de salud de Univérsitas y en los próximos días, lo harán a los de Las Fuentes Norte y Oliver. Su intención es seguir repartiendo dispositivos en otros ambulatorios.

Precisamente, este viernes a media mañana, trabajadores del centro de salud de Univérsitas volvieron a concentrarse para exigir medidas de seguridad. En este ambulatorio se han registrado dos incidentes graves en poco tiempo. Hace diez meses, una facultativa fue atacada y retenida por un hombre durante una visita a domicilio y a principios de marzo, un hombre de 83 años acuchilló a un facultativo en su consulta. Entró y le pinchó dos veces en un costado y en el hombro. Ambos todavía siguen de baja y no han podido reincorporarse al trabajo.

Acciones legales

El sindicato Cemsatse plantea la implantación "progresiva y paulatina" de estas medidas durante este año, pero advierte de que si en el plazo de un mes no ha habido una respuesta "real y efectiva", emprenderá acciones penales contra los responsables de la DGA y del Salud. Ha anunciado, además, que presentará denuncias ante Inspección de Trabajo.

Reclaman como medidas dotar con un vigilante de seguridad los consultorios rurales y urbanos, instalar cámaras de videovigilancia, habilitar un botón de pánico en las mesas de trabajo (sobre el que Sanidad está trabajando) y repartir pulseras de geolocalización para los profesionales cuando se desplazan fuera del centro y van a hacer visitas a los domicilios de los pacientes.

Etiquetas
Comentarios