Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Senderismo en montaña

Subida al pico Palomera: vistas de 360º sobre el valle del Jiloca

Esta ruta senderista nos lleva hasta la cumbre de la sierra de Palomera, una ascensión entre carrascas con el premio final de una gran panorámica 

La localidad turolense de Torremocha de Jiloca es el punto de partida de esta ruta.
La localidad turolense de Torremocha de Jiloca es el punto de partida de esta ruta.
Laura Uranga

Se propone una excursión hasta la cima de la sierra de Palomera, en una ruta circular de 9,8 km y 3 h 30 min de duración aproximadamente. El camino al pico Palomera se inicia en la Caseta de Cazadores de Torremocha de Jiloca, que se encuentra a 5,6 km de esta población, a las faldas de la peña Palomera por su cara oeste. Para llegar hasta allí, salimos de Torremocha por la pista forestal Camino del Vallejo. Tras recorrer 4,8 km cogemos un desvío a la izquierda, marcado con balizas de sendero local. En la siguiente bifurcación, a 700 m y también balizada, nos encaminamos a la derecha, y después de 1 km llegamos a la Caseta de Cazadores.

Una vez aquí iniciamos el sendero, no definido pero balizado, que nos adentra por un frondoso carrascal hasta llegar a la rambla por la que iniciamos el ascenso, entre quejigos y carrascas, que defienden las faldas de la montaña, amarrando bien sus raíces al terreno. La belleza del paraje hace más llevadera la subida, que es pronunciada y con alguna dificultad. Superada la cabecera de la rambla llegamos a una altiplanicie, donde observamos mayor humedad y vegetación más hidrófila debido a su orientación norteña.

En este punto del recorrido comenzamos ya a divisar el vértice geodésico del Pico Palomera, lugar hacia donde nos dirigimos. La vaguada por la que caminamos esta tapizada de pradera de montaña en la que destacan las gayubas. Ascendemos a la cumbre para disfrutar de las impresionantes vistas desde el Pico Palomera a 1.529 metros de altitud, que alcanza los llanos de Visiedo, el valle del Jiloca e incluso Sierra de Albarracín, Javalambre y Gúdar. La belleza de la panorámica impresionará al caminante. No sorprende que este lugar se usase como punto de observación estratégico en la Guerra Civil y que en la actualidad se haya convertido en el lugar preferido de las cabras montesas.

Desde el pico descendemos hacia la cara este de la loma y tomamos una estrecha senda hasta llegar a una pista forestal. Continuamos por este camino a la derecha, sin dejarlo hasta retornar nuevamente a la caseta de los cazadores de Torremocha e inicio del recorrido. No es recomendable realizar esta ruta en días de tormenta. La subida por la rambla puede ser peligrosa si hay avenidas de agua y la zona más elevada presenta una alta exposición a rayos.

Etiquetas
Comentarios