Despliega el menú
Aragón

Sanidad

"Esto se ha convertido en una profesión
de riesgo"

Trabajadores del centro de salud de Univérsitas, donde el pasado viernes un médico fue acuchillado, se concentran para exigir medidas de seguridad.

Concentración del personal sanitario en Univérsitas.
El personal de Univérsitas se ha concentrado para exigir medidas de seguridad.
José Miguel Marco

El personal del centro de salud de Univérsitas de Zaragoza se ha concentrado esta mañana ante la puerta para exigir medidas de seguridad al Gobierno de Aragón, como cámaras o vigilante de seguridad. Aseguran que se sienten “desprotegidos” tras las últimas agresiones a médicos, la última el pasado viernes, cuando un hombre de 83 años acuchilló a un facultativo de la consulta.

Ante el ambulatorio, han vuelto a recordar las condiciones laborales a las que se enfrentan día a día. Aunque aseguran que no hay problemas con la mayoría de usuarios, reconocen que hay algunos con los que son habituales las amenazas, los insultos y las “salidas de tono”. “La gente quiere inmediatez, nadie acepta un no por respuesta... y en los últimos años va a peor”, han asegurado María Carmen Molines y María Jesús Gil, trabajadoras de admisión del centro de salud de Univérsitas.

Una indefensión que también siente Mónica San Nicolás, médico de Atención Continuada. “Hay desprotección, hay muchos domicilios que son complicados y muchos que no proceden. A nosotros nos piden resultados, analíticas… y hay gente que no comprende que nosotros no se lo podemos dar”, denuncia la facultativo, que recuerda que a partir de las 17.00 y hasta las 20.00 en el centro solo permanecen una persona en Admisión, un enfermero y dos médicos.

De momento, los trabajadores de Univérsitas tienen previsto concentrarse todos los viernes hasta que el Salud resuelva su petición. “Por experiencia propia, porque he recorrido centros en los que hay, puedo decir que los vigilantes ayudan a reducir los incidentes”, señala San Nicolás.

Etiquetas
Comentarios