Aragón

El pueblo natal de Goya busca panadero

Fuendetodos busca profesionales que regenten su panadería, que cerró sus puertas en enero. El requisito, quedarse a vivir en el pueblo.

Fuendetodos
Laura Uranga

El municipio natal de Francisco de Goya, Fuendetodos, busca profesionales que regenten su panadería, un establecimiento que cerró sus puertas en enero. El requisito, quedarse a vivir en esta población de la Comarca del Campo de Belchite, una zona castigada por la despoblación y que pelea por atraer nuevos habitantes.

El alcalde de Fuendetodos, Enrique Salueña, ha explicado que en este municipio hay 130 habitantes censados, pero unas 60 personas viviendo. La localidad "aguanta" gracias a los parques eólicos y sus establecimientos hosteleros, pero "es difícil encontrar a gente" que quiera ir a trabajar y quedarse a vivir en una pequeña población.

"Para el restaurante estuve un año buscando gente con el requisito de que vivieran en el pueblo y nadie quería saber nada", ha lamentado Salueña, al detallar que ahora trabajan cinco personas "y los cinco viviendo aquí". Además, ha criticado que quien desea iniciar un negocio debe sufrir la excesiva burocracia que requiere la administración. "Te arruinan antes de empezar" y los emprendedores acaban "aborrecidos".

No obstante, el consistorio ha realizado un llamamiento para que alguien se ocupe de regentar de nuevo la panadería, que cerró sus puertas el pasado 6 de enero. El ayuntamiento dispone de viviendas "que dejamos a un precio económico para que puedan vivir aquí".

Los vecinos de Fuendetodos centran su actividad en la agricultura, la ganadería, varios establecimientos, un hotel, y los aerogeneradores, si bien la mayor parte de los trabajadores del sector eólico son de Zaragoza y "suben y bajan todos los días".

La escuela lleva más de veinte años cerrada y los niños bajan a estudiar a Belchite, mientras que el servicio médico se mantiene con visitas dos veces por semana. De sus 60 vecinos, la persona más mayor tiene 86 años y el más joven, 8.

Goya

Uno de sus vecinos más ilustres es Francisco de Goya. Su figura y su obra gráfica se han convertido en un reclamo que atrae a 25.000 turistas al año, gracias a las exposiciones que se realizan en la sala Ignacio Zuloaga de la Diputación de Zaragoza, la Casa Natal y el Museo del Grabado de Goya, impulsados por el Consorcio Cultural Goya-Fuendetodos de la DPZ.

El municipio ha impulsado también propuestas novedosas, como visitas guiadas teatralizadas a la Casa Natal de Goya, que se organizaron con motivo del aniversario de su nacimiento en la primavera del pasado año, e inició en 2009 la construcción de un nuevo museo dedicado al arte gráfico, si bien las obras están paralizadas desde 2013 por falta de recursos.

"La cultura nos hace aguantar un poco más, si no sería imposible" mantener la vida en el pueblo, ha aseverado el alcalde, al remarcar que las visitas para asistir a los actos culturales y a las actividades medioambientales del programa 'Fuendeverde' contribuyen a que la población no siga mermando.

Emprender en Fuendetodos

Ruth Abellán regenta el hotel de Fuendetodos desde hace seis años. "Soy de Barcelona, buscaba un cambio total" y de la ciudad condal viajó a Asturias para, después, recalar en Fuendetodos, donde residen familiares de su pareja.

"El entorno y el pueblo encajaba con lo que buscábamos antes de salir de Barcelona y tuvimos esta oportunidad" de regentar el hotel. Como en el inicio de cualquier negocio, es esencial "tener las ideas claras, el plan de negocio, el estilo".

En su caso, el objetivo era llamar la atención de los clientes aprovechando "la suerte de ser el pueblo natal de Goya". "La lucha es difícil y compitiendo a nivel de precio a ti no te salen las cuentas", porque un establecimiento rural tiene los mismos gastos que otro negocio en una ciudad, "con mucha menos actividad", ha advertido.

Su establecimiento dispone de 14 habitaciones con una capacidad de 22 plazas y cuenta con siete trabajadores, de los que cinco residen en Fuendetodos y dos en Belchite. Retomaron este negocio hace seis años y lo enfocaron no solo a los trabajadores de la zona, sino a aquellas personas que viajan para hacer turismo y que desean "desconectar".

Además, esta emprendedora es concejal de Cultura y Turismo en el consistorio. "Pueblos tan importantes como Fuendetodos deberían estar mucho más desarrollados económicamente", ha defendido. En su opinión, el turismo y los servicios son claves para atraer población, pero también diferenciar Fuendetodos con una marca propia, como puede ser "la vida típica en un pueblo rural".

Aunque introducir propuestas novedosas cuesta en localidades con población envejecida, ha animado a trabajar para impulsar el turismo cultural y dar a conocer el entorno de Fuendetodos, que es "un aliciente y un añadido que en otras zonas de Aragón no tienen".

De Fuendetodos al mundo

Desde Fuendetodos presenta sus obras al mundo el artista Ricardo Calero. Llegó hace doce años a este municipio del que se enamoró "del paisaje, de la luz, del silencio, de sus gentes y de la armonía". Inició la actividad en su taller estudio en 2007 y sus trabajos viajan desde esta población al resto de España, a países europeos y a América.

Aunque su labor como artista le lleva a pasar temporadas en Zaragoza, Alemania e Italia, "en cuanto tengo tiempo libre lo que hago es ir allí y trabajar en Fuendetodos". Sus últimas piezas, creadas antes de Navidad, se pueden ver en el Torreón Fortea de Zaragoza, en una muestra colectiva; en la feria ARCO de Madrid o en la ciudad alemana de Frankfurt, para la que ha realizado una pieza de gran tamaño para un espacio público.

Calero encontró en Fuendetodos su "lugar ideal" para vivir y crear. Ha advertido de que para poder trabajar desde el medio rural es esencial disponer de tecnología adecuada e internet.

"Fuendetodos es el pueblo de Goya y la cultura debe de ser uno de los motores principales de dinamización de la comarca". Por ello, ha emprendido otro proyecto, el 'Archivo de sueños', una nave que destina a mostrar propuestas "en todos los campos creativos" para enriquecer la actividad cultural del municipio. En primavera, un ingeniero relatará sus "sueños" desde este centro.

Trabajar tranquilo

Pascual Adolfo López es otro artista afincado en Fuendetodos, el pueblo de su madre. Compagina su trabajo como creador con las clases de grabado que imparte en el municipio, donde residió durante seis años, pasó tres fuera y ahora ha regresado desde hace un año. Se encarga de los cursos de grabado para escolares, de estampar grabados o de otras tareas, mientras realiza su trabajo en su estudio.

"Vivía en Barcelona y el contraste es total, aquí tienes tiempo, tranquilidad y aunque en la ciudad parece que hay mucha oferta de todo, se trabaja mejor en un sitio tranquilo". Está especializado en escultura, pero realiza grabados, pinturas, ilustraciones y diseños, así como recientemente ha restaurado la talla de una virgen en la iglesia.

Ha coincidido en destacar que el arte y la cultura son un motor de desarrollo para Fuendetodos, observando que si terminasen las obras del nuevo museo "conllevaría que tres o cuatro familias más podrían vivir aquí".

Este artista reside en Fuendetodos con su familia, si bien sus hijos, ya mayores, viven en Barcelona. Cuando los niños pasan del colegio al instituto "es la muerte para las zonas rurales", porque las distancias de desplazamiento para llegar a los centros escolares aumentan y dificultan la vida de las familias, ha estimado.

En su opinión, el futuro de las zonas despobladas "es complicado". "La gente para vivir en un pueblo tiene que tener empleo y aquí no hay industria, la única que existe es la cultural". Además, "por la idiosincrasia de un pueblo, si no tienes raíces allí al final la soledad y echar en falta cosas" acaban llevando a la población a las ciudades.

Etiquetas
Comentarios