Despliega el menú
Aragón

Fuendetodos, Goya y unas cuantas cosas más

La huella del pintor está por todas partes en el pueblo que le vio nacer, pero el recorrido por estas calles tan llenas de guiños al arte tiene otras alternativas para el visitante curioso.

Las dos muestras de artes callejero han dejado obras en Fuendetodos como esta de Harsa bajo el arco de San Roque.
Las dos muestras de artes callejero han dejado obras en Fuendetodos como esta de Harsa bajo el arco de San Roque.
Laura Uranga

El pueblo de Goya, ¿no? Sí, desde luego. En Fuendetodos, el 30 de marzo de 1746, nació Francisco de Goya y Lucientes. Aunque la historia dice que murió en Burdeos el 16 de abril de 1828, a los 82 años, el genial pintor halló la fórmula de la inmortalidad gracias a su obra, que en el pueblo que le vio nacer es más notoria que en ningún otro lugar.

La alargada y brillante sombra de Goya, empero, no es el alfa y el omega de Fuendetodos. El alcalde Enrique Salueña, que también lleva al bar y restaurante Casino, lo tiene claro."Cuando llega un autobús con escolares o turistas buscando la huella de Goya se encuentran con su Casa Natal y el Museo del Grabado, que en estos días tiene a Ouka Leele de inquilina en las paredes, pero también con la Escuela y Taller de Grabado Antonio Saura, que lleva Pascual López, las neveras, la iglesia hundida de los Villares que se está excavando ahora y que queremos recuperar poco a poco, el espacio Fuendeverde, nuestra zona deportiva con el jardín botánico en el que trabaja Enel... un sendero educativo que siguen entre 8.000 y 10.000 escolares al año".

Pascual López, murciano de madre fuendetodina, ha repartido sus esculturas en forja y otras obras de arte por medio pueblo."Llevo toda la vida en esto, me crié en el taller de mi padre artista; venía todos los veranos al pueblo y me quedó el sentimiento por este lugar; pasé seis años llevando el taller de grabado, he estado tres años fuera y volví la pasada primavera. En el arte no sigo patrones, voy creando; un diseño para los Goyescos, un cuadro, una mesa, trabajos en forja, cerámica, ilustración editorial… ahora he ilustrado el libro ‘Y aún se vivía’, de Jesús López".

Pascual detalla las características de un emblema de Fuendetodos: la piedra caracoleña del Mioceno, así llamada por las huellas de los crustáceos."Es la que se saca aquí, está en las casas del pueblo y fue también a la restauración de la base del puente de Piedra. Al ser porosa, pesa menos, y sin embargo tiene mucha consistencia, porque no retiene la humedad".

Goyescos de Fuendetodos

Con el tema Goya había una carencia en Fuendetodos; más participación de los vecinos del pueblo. Mercedes Mosteiro, presidenta de la Asociación Goyescos de Fuendetodos –puesta en marcha recientemente– explica como se está saldando."Hace dos años vimos que de los actos relativos a Goya siempre se encargaba gente de fuera, aunque la coordinación fuera de nuestra ayuntamiento y ellos gente encantadora, así que decidimos dar un paso adelante. Para empezar, organizamos un taller de trajes goyescos que financió el ayuntamiento; entre 14 mujeres hicimos 30 trajes. El año pasado ya nos vestimos, y representamos varios cuadros de Goya en las paradas del tranvía de Zaragoza y en el pueblo".

Fuendetodos

Mercedes detalla los siguientes pasos."Entendimos que era necesaria una asociación: empezamos con 50 y la eclosión de este año, con la Jornada Goyesca reciente, ha hecho que lleguemos a 120. Vamos a repetir el taller de trajes, ampliando el abanico a todos los estratos de la sociedad de la época. Desde la asociación también queremos organizar actividades durante el año para mantener la actividad". Un ejemplo de este año fue el primer certamen de cortos mudos de temática rural, con más de 100 trabajos de cuatro continentes. Ganó un trabajo iraní, ‘Palabras de caramelo’. También destacan los dos años de arte callejero, con obras de Goya recreadas en espacios atípicos.

La idea de la asociación, para la que ya se ha preparado una propuesta formal, es acudir a Fitur este próximo invierno para exhibir allá un rescate del que están orgullosos: el baile de la cinta, que llevaba olvidado más de un siglo y que este año se ha vuelto a bailar, para emoción generalizada de todos los fuendetodinos.

El pueblo

El grupo Ferruz va a restaurar el antiguo cuartel de la guardia civil, sobre la plaza Goya, y tiene un proyecto relacionado con la equitación. En el pueblo hay varias casas rurales, que se llenan cada fin de semana; La Abuela Pilar, El Mielero, La Casa del Pintor... se está acabando un hotel rural junto a la iglesia hundida, está el hotel y restaurante Capricho de Goya y también hay un albergue de 33 plazas. No hay paro: de hecho, se busca a una familia que quiera instalarse y trabajar.

Las neveras con apellidos y una iglesia hundida en pleno proceso de recuperación

En Fuendetodos hay una iglesia hundida; así le llaman sus pobladores al que fuera templo de Nuestra Señora de los Villares; allí bautizaron en 1715 a Gracia Lucientes, madre de Francisco de Goya. En 1728, empero, se inauguró la iglesia ‘de arriba’, Nuestra Señora de la Asunción. Hay enterrados antepasados de Goya. Ahora, sin embargo, se han emprendido las obras de recuperación en ese enclave tan querido por el pueblo. Hay excavaciones arqueológicas y con la piedra recogida se quiere subir un nivel la construcción en los próximos meses.

Otro referente del pueblo en materia histórica es la de la nevera, con múltiples vestigios y varias obras en marcha. Fuendetodos llegó a tener 22 neveras, y surtía de hielo a Zaragoza. La firma Balay ha apoyado la recuperación de una de ellas, con la mediación del alcalde."Visité una exposición de Balay en la Cámara de Comercio de Zaragoza y un letrero decía"de la nevera más antigua a la más moderna"; le dije al director general de Balay que la nevera más antigua la tenía Fuendetodos, y le pedí que apoyase su restauración. Era de la familia Ferruz y la cedieron al municipio. Curiosamente, mi abuelo fue el último que hizo hielo allá. En Alemania no lo tenían claro, pero al final dijeron que sí, se ha venido trabajando en ella y queremos inaugurarla a final de año. Luego empezaremos con la de Endesa, que será el Museo del Viento. Y vamos pulsando otras empresas para las demás. Allí se enfriaban cervezas muy bien, así que... allá vamos".

Los imprescindibles

La trenza goyesca

En el apartado de restauración, el Casino es la opción en el centro del pueblo, y el hotel y restaurante Capricho de Goya, en la carretera, junto a la zona deportiva. En la panadería (foto) venden las deliciosas trenzas goyescas.

Fuendeverde

Con Amelia Binaburo al frente, este centro de naturaleza pedagógica detalla la interpretación ambiental del municipio, desde la piedra caracoleña a la flora, la naturaleza de las hoces... además, razona la importancia del reciclaje.

Los aerogeneradores

Hay 96 en el municipio y 13 más en camino, en dos parques. El paso de una gran línea de alta tensión es clave por el ahorro en costes de evacuación. El aire suave pero constante del pueblo tiene las aspas siempre en marcha.

-Ir al especial de 'Aragón, pueblo a pueblo'.

Etiquetas
Comentarios