Aragón

Parque Venecia exige una solución para escolarizar a los niños de 3 años

En el barrio hay 242 pequeños que el próximo curso 2019-2020 tienen que cursar 1º de infantil y los padres denuncian que no hay plazas suficientes en el centro educativo de la zona.

Una de las concentraciones de los padres y madres en a las puertas del colegio Parque Venecia.
Concentración de padres en a las puertas del colegio Parque Venecia, el pasado abril, reivindicando más plazas para niños de 3 años.
Guillermo Mestre.

El recién estrenado colegio público Parque Venecia de Zaragoza, que se inauguró en abril del año pasado, se vuelve a quedar pequeño para escolarizar el próximo curso 2019-2020 a los niños de 3 años que viven en el barrio. La plataforma Cole para todos en Parque Venecia maneja un censo de 242 pequeños nacidos en 2016 que tendrían que incorporarse a las aulas y el centro, de cuatro vías, ofertaría inicialmente un centenar de plazas.

"Este curso el número de aulas de 1º de infantil ante la demanda existente se amplió finalmente a seis, en las que hay 156 alumnos. Ni aunque volvieran a habilitar las seis vías habría sitio suficiente", explica Noemí Corbatón, portavoz de esta agrupación que reivindica la construcción de un segundo centro educativo en el barrio. Habitualmente un 25% de los niños de un barrio se suelen escolarizar fuera de él, por lo que al final podrían necesitarse en torno a 180 pupitres. "Ni aún aplicando esta reducción hay plazas suficientes", apunta esta madre. Así, el problema se repite.

Los representantes de este colectivo tienen previsto reunirse este próximo jueves con el secretario general técnico de Educación, Felipe Faci; el director general de Planificación y FormaciónProfesional, Ricardo Almalé y la directora del servicio provincial, Isabel Arbués.

Otra cuestión que está sobre la mesa es la puesta en marcha de un segundo colegio en la zona. En una reunión mantenida el pasado octubre, Educación les transmitió que contempla la futura puesta en marcha de esta infraestructura. "Lo que nos preocupa ahora son los plazos, porque no sabemos si la prórroga presupuestaria puede suponer un retraso. Además, por la información que hemos recabado, la cesión de la parcela municipal que lo albergaría todavía no se ha llevado a cabo y este es el primer trámite", apuntó Corbatón.

A corto plazo la preocupación es dónde irán a clase los niños que entren en septiembre 2019. Parece que el edificio de primaria que está levantándose se terminará para esa fecha, pero no está del todo claro que con el retorno de los alumnos que entran en otros colegios queden espacios suficientes para acoger a todos.

"Los padres esperamos que nos den una solución transitoria. La prioridad es la escolarización en el barrio, pero a ver si hay sitio suficiente, barracones o aulas-puente en centros cercanos", reclama la portavoz de la plataforma.

Etiquetas
Comentarios