Despliega el menú
Aragón

El puente de Nochevieja dispara la ocupación de las casas rurales al 90% con estancias más largas

Aragón es la tercera comunidad favorita para tomar las uvas de fin de año y el sector apenas ha sufrido cancelaciones

Miriam del Valle delante de la casa Barosol, en Barós (Jaca), donde alquila dos apartamentos.
Miriam del Valle delante de la casa Barosol, en Barós (Jaca), donde alquila dos apartamentos.
Laura Zamboraín

Las casas de turismo rural aragonesas despedirán 2018 rozando el lleno y el puente ha propiciado que las estancias se prolonguen hasta tres o cuatro días. Encontrar a estas alturas un alojamiento de diez o doce plazas para tomarse las uvas con la familia o los amigos es casi una misión imposible y algunas de estas viviendas están reservadas desde hace meses. La falta de nieve en las estaciones (están abiertas Cerler, Formigal, Astún y Valdelinares) ha causado algunas cancelaciones de última hora en las zonas más cercanas a las pistas, aunque los establecimientos enseguida han vuelto a ocuparse. Otro cantar es la cita de Reyes, donde la ocupación cae por debajo del 50%.

Aragón se ha convertido en uno de los destinos favoritos para esta época del año. La web Escapada Rural sitúa a la Comunidad como la tercera región preferida por los viajeros, con un 84%, una posición que comparte con Cataluña. En este ranquin le superan Murcia (91%) y Comunidad Valenciana (88%). El precio medio por persona y noche para estos días, según datos de esta plataforma, asciende a 23,48 euros.

«No podemos decir que hemos colgado el cartel de completo porque siempre puede quedar algún apartamento o alguna habitación libre, pero en muchos sitios se estará al 100%», apunta el presidente de la Asociación de Turismo Rural de Aragón (Faratur), Jesús Marco. A su favor ha jugado el calendario y la estancia media pasa de dos o tres noches el año pasado a tres o cuatro entre hoy y el martes 1 de enero.

Este buen nivel lo constata el responsable de la Asociación Turismo Verde Huesca, Francisco Parra, aunque sí se ha producido alguna anulación en los valles pirenaicos. «Hoy mismo (por ayer) ha habido dos cancelaciones de cuatro noches cada una, puede ser porque no hay mucha nieve o por otros motivos. Lo que es seguro es que enseguida vamos a poder darles salida», explicó.

De hecho, el presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de Gúdar-Javalambre, David Nadal, aseguró que apenas se han resentido del reducido número de kilómetros esquiables de Valdelinares. «Son unas fechas que funcionan perfectamente haya nieve o no, además el tiempo está acompañando para la gente que quiere disfrutar al aire libre», comentó. Una opinión que también refrendó Begoña Sierra, gerente de la Asociación de Empresarios Turísticos de la Sierra de Albarracín. «El cliente no viene aquí atraído por la posibilidad de esquiar, aunque tengamos el espacio nórdico de Griegos. Nuestra temporada alta comienza en agosto y termina en las fiestas navideñas», aseguró.

En cuanto al perfil de visitante, el más común sigue siendo el de grupos de amigos y familias que quieren reunirse y aprovechan para hacer una escapada lejos de la ciudad o el ocio urbano. Los propios aragoneses son los clientes mayoritarios, seguidos por madrileños, catalanes y valencianos, vascos y navarros.

Las casas rurales acaban de estrenar nueva ordenación y regulación. Apenas se deja sentir, ya que se publicó en el Boletín Oficial de Aragón el pasado 29 de noviembre. El presidente de Faratur estima que, de momento, la única novedad que se puede encontrar es algún establecimiento con una capacidad de 16 plazas (incluidas las camas supletorias), frente a las 12 que hasta ahora se permitían como máximo.

«Desde hace un mes está reservada y siguen llamando para preguntar »

La casa rural Barosol, en Barós (a cuatro kilómetros de Jaca) cuenta con dos apartamentos que llevan alquilados uno hace un mes y otro 15 días, y «todavía hay gente que a última hora sigue llamando para preguntar», explica su propietaria, Miriam del Valle. «La gente busca alojamiento con bastante tiempo de antelación para estas fechas», puntualiza Raquel Moreno, gerente de estos establecimientos rurales. En Nochevieja «es más típico venir una cuadrilla de amigos o familias, aunque no haya nieve, pero esta circunstancia se ha notado bastante este mes», añaden.

No han sufrido cancelaciones, pero sí que es verdad que para el puente de Reyes, «hay bastantes casas vacías, y no es lo normal», asegura Moreno, que gestiona otros alojamientos de este tipo. Barosol, en concreto «está reservada, porque además al tener solo cuatro plazas se alquila rápido, pero otra casa rural de Barós, para 12 personas, está vacía de momento». Además, casas rurales con las prestaciones que tiene Barosol, abierta desde hace 7 años, hay pocas: cuenta con dos apartamentos para dos personas cada uno, piscina climatizada interior, jacuzi, sauna de vapor y gimnasio, entre otros servicios.

En este caso la falta de nieve no ha afectado, pero sí al sector en general, con una ocupación en esta zona de la Jacetania que se encuentran en torno al 60%. «Otros años en estas fechas había más reservas», indica Moreno.

Escapadas de los aragoneses

Por su parte, los aragoneses son más de pasar la Nochevieja con los suyos en la Comunidad y solo entre un 5% y un 10% deciden salir fuera a disfrutar de estas fechas, como comenta el presidente de la Asociación Aragonesa de Agencias de Viaje, Jorge Moncada. A nivel nacional, Andalucía y las Islas Canarias son lo más solicitado en busca de un clima cálido.

Roma, París, Londres, Alemania y Austria son los destinos europeos por excelencia en estas fechas. Asistir, por ejemplo, al concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena no está al alcance de cualquiera. «No es demasiado fácil acudir, aunque hay gente que lo hace. El precio por entrar al concierto supera los 1.000 euros por persona, pero además hay que estar obligatoriamente en la cena de gala del día anterior, que son 1.200 euros por comensal», explica Moncada. Así, la estancia de dos o tres días rondaría los 3.000 o 4.000 euros por viajero. Los que apuestan por destinos internacionales se decantan por Nueva York, Riviera Maya, Cuba o República Dominicana.

Etiquetas
Comentarios