Despliega el menú
Aragón

Se subastan (de nuevo) once silos

El Fondo Español de Garantía Agraria pone a la venta once silos en Aragón. Cuatro de ellos ya intentaron (sin éxito) encontrar nuevo propietario en enero de 2017.

El silo de Barbasto (Huesca) vuelve a salir a la venta.
El silo de Barbasto (Huesca) vuelve a salir a la venta.
Heraldo

En enero del pasado año el Fondo de Garantía Agraria (FEGA) puso en venta, mediante subasta, trece silos aragoneses. Nadie pujó por seis de ellos, quizá por su elevado precio, quizá porque se trata de infraestructuras muy específicas, levantadas pensando únicamente en la recepción del grano y cuya conversión -que en algunos casos la ha habido- en hoteles o restaurantes supone una inversión demasiado elevada como para plantearse otro uso que no sea el agrario.

Pero este organismo, dependiente del Ministerio de Agricultura, no ceja en su empeño de deshacerse de las llamadas ‘catedrales del campo’. Y es que estas imponentes construcciones, que comenzaron a levantarse en plena Guerra Civil para solucionar los problemas que generaban unas cosechas de cereal tremendamente variables y una desorganización total en el mercado del trigo, dejaron de ser necesarias para el Estado cuando en 1986 España se incorporó a la Comunidad Económica Europea, con lo que la intervención de los mercados viajó de los despachos de España a los de Bruselas. Así que el FEGA vuelve a sacar a subasta 25 silos que dibujan el paisaje de las provincias de Badajoz, Cáceres, Granada, La Rioja, León, Palencia, Segovia, Soria, Valladolid, Zaragoza, Huesca y Teruel.

Once silos aragoneses están en venta. La mayoría de ellos se encuentran en la provincia de Huesca, concretamente en Barbastro, Binéfar, Grañén, Monzón, Plasencia del Monte, Tardienta. Está también a la venta la unidad de almacenamiento de Santa Eulalia (Teruel) y los silos zaragozanos de Biota, Daroca y La Almoda y de Casetas. Y cinco de ellos ya han pasado por esta experiencia, porque los silos de Barbastro, Binéfar, Monzón, Tardienta y Casetas, ya figuraba en la lista de los candidatos a la enajenación en el procedimiento realizado hace ya casi dos años.

Más de 3,6 millones

Los silos subastados el próximo 4 de febrero en Aragón suman un importe que supera los 3,6 millones de euros. Los importes son muy variables y van desde el casi millón de euros con el que sale a subasta la unidad de almacenamiento de Barbastro hasta los poco más de 90.000 euros (es el más barato) en los que está tasado el silo de Biota.

Unos precios que no tienen mucho que ver con las dimensiones, porque el más caro (Barbastro) cuenta con 3.763 metros cuadrados que albergan un silo para almacenamiento de cereal, un edificio despacho para la báscula, un edificio para aseos y un edificio para transformación con una superficie en planta total de 1.193 metros cuadrados con trece decímetros y una superficie construida total 1.550 m². Pero el más barato (Biota) también es una finca urbana en su origen de 3.400 m², aunque según una reciente medición se ha reducido a 2.783 m² ya que el resto se incorporó al viario circundante. Sobre el solar hay un silo con nave adosada y un edificio para despacho de la báscula, transformador y aseos, con una superficie ocupada en planta total de 628,30 m², y una superficie construida de 809,09 m².

El procedimiento para la venta de estas infraestructuras se realizará mediante presentación de ofertas al alza en sobre cerrado y el plazo de presentación concluirá el 15 de enero de 2019, porque la subasta está prevista el 4 febrero de 2019 en la sede madrileña del Fondo de Garantía y «se procederá a la realización de cuatro subastas, con un porcentaje de reducción de salida de una subasta a otra», explican desde el Ministerio.

Etiquetas
Comentarios