Despliega el menú
Aragón

Unanimidad política a la hora de exigir "celeridad" para planificar las obras

Lambán insta a Fomento a concretar ya el diseño porque los trabajos en curso se reducen al acondicionamiento de la vía.Los partidos aplauden un "logro colectivo" y piden ahora mantener la unidad para reclamar plazos y dinero.

El presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, en una imagen de archivo.
El presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, en una imagen de archivo.
José Miguel Marco

Partidos y agentes sociales acogieron ayer con satisfacción el respaldo del Parlamento europeo a la inclusión de la línea ferroviaria entre Zaragoza, Teruel y Sagunto en la red transeuropea de transportes, pero reclamaron "celeridad" en los trámites necesarios antes de iniciar las obras. Todos aplaudieron lo que calificaron de "logro colectivo" de Aragón y Valencia, pero los partidos instaron a mantener la unidad porque aún se deben concretar los plazos y asegurar la financiación para convertir una vetusta línea en el corredor de altas prestaciones que reclama la  sociedad.

El presidente aragonés, Javier Lambán, fue especialmente rotundo a la hora de urgir al Ministerio de Fomento que concrete el diseño porque las obras en curso se limitan a acondicionar la vía. Eso sí, defendió que mientras se modifica el proyecto para incluir mejores prestaciones, con doble vía electrificada para el tráfico de mercancías y viajeros, se mantengan los trabajos en marcha. "Lo que se nos recomiendan desde Europa es que prioricemos todo aquello que sea más urgente más necesario para potenciar el corredor y que, al mismo tiempo, vayamos redefiniendo el proyecto para que en su formulación final dé respuesta a las necesidades", indicó.

En la misma  línea, el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, enfatizó que el aval del Europarlamento solo es un primer paso que coloca el proyecto "en la casilla de salida junto a otros muchos" para lograr financiación europea. Así, defendió que carece de sentido la "mera renovación" de la vía proyectada por Fomento y se debe luchar por lograr "el apoyo estratégico de la UE" para convertir la línea en un corredor de altas prestaciones.

La unanimidad fue rotunda a la hora de valorar el respaldo a la provincia turolense en unos momentos difíciles como consecuencia del anuncio de cierre de la térmica. El presidente del PP, Luis María Beamonte, resaltó que se debe mantener ahora la unidad porque aún hay que rematar el "esfuerzo colectivo" asegurando la financiación europea.

De lograr que este éxito de Aragón y Valencia se "concrete" en un proyecto también habló el secretario regional de Podemos, Nacho Escartín, para quien deberían comenzar cuanto antes las obras para disponer de un "ferrocarril del siglo XXI".

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, indicó que hay que ir "paso a paso" pero sin renunciar a nada. Al igual que Lambán y Soro señaló que a partir de enero de 2021 habrá que solicitar financiación europea para hacer realidad un corredor de altas prestaciones, pero hasta entonces hay que exigir a Fomento que mantenga el cronograma de mejoras en la actual vía única. "Es una necesidad porque no podemos esperar y Teruel se lo merece", recalcó.

El diputado de Ciudadanos por Teruel Ramiro Domínguez se centró en reclamar que se agilicen los trámites para disponer del proyecto y que haya un verdadero compromiso estatal que garantice la cofinanciación europea. En este sentido, señaló que la provincia no puede esperar más tiempo, por lo que ironizó en que  si no acelera igual "no queda nadie" para cuando esté listo este corredor ferroviario "fundamental".

La diputada de IU Patricia Luquin reiteró que ahora toca demostrar que el ferrocarril de Teruel es verdaderamente una apuesta "estratégica" con proyectos y "por fin" con financiación porque, de otro modo, la provincia tiene un futuro "bastante oscuro".

Mientras el portavoz socialista, Javier Sada, sacó a colación que el Gobierno de Rajoy no logró que el tren de Teruel estuviera en la propuesta inicial de la red transeuropea, el nacionalista Gregorio Briz destacó la colaboración institucional de los gobiernos de Aragón y Valencia con el respaldo del Ministerio de Fomento para lograrlo finalmente.

Los agentes sociales

Los agentes sociales incidieron también en la necesidad de no relajarse. El presidente de la patronal (CEOE-Aragón), Fernando Callizo, defendió que ahora le toca a Fomento "hacer los deberes" y hacer un buen proyecto para optar con posibilidades a la cofinanciación europea para completar el eje Cantábrico-Mediterráneo. "Es fundamental para las empresas  y conectar Zaragoza y su plataforma logística con las autopistas del mar", apostilló.

Por su parte, el secretario regional de CC. OO., Manuel Pina,  consideró igualmente que la unión ha permitido que el ferrocarril de Teruel haya entrado en la red básica europea, pero enfatizó que ahora debe ser el Gobierno el que garantice con proyectos e inversiones la cofinanciación de la UE.

Etiquetas
Comentarios