Aragón

El tren de Teruel entra en la red transeuropea y optará a que la UE financie hasta el 50%

Los eurodiputados respaldan la conexión de los ejes Atlántico y Mediterráneo por Aragón.El Europarlamento aprueba incluir la línea Zaragoza-Sagunto como infraestructura prioritaria.Su conversión en un ferrocarril de altas prestaciones requiere cerca de 4.000 millones de euros.

La eurodiputada aragonesa Inés Ayala (PSOE), este jueves, en la votación de la enmienda de apoyo al ferrocarril de Teruel.
La eurodiputada aragonesa Inés Ayala (PSOE), este jueves, en la votación de la enmienda de apoyo al ferrocarril de Teruel.
HA

La conversión de la vetusta línea ferroviaria entre Zaragoza, Teruel y Sagunto en una infraestructuras de altas prestaciones ya tiene el respaldo comunitario, por lo que el sueño de acabar con el mapa radial de comunicaciones de España mediante la unión del Cantábrico y Mediterráneo por Aragón está al alcance de la mano. El Parlamento europeo dio ayer un paso esencial al incluir el ferrocarril turolense en la red transeuropea de transportes, lo que permitirá captar hasta el 50% de su financiación de las arcas europeas.

La petición corrió a cuenta de una enmienda de la eurodiputada aragonesa Inés Ayala (PSOE), que con el apoyo de otros parlamentarios españoles quiso enmendar la exclusión de esta infraestructura de la propuesta de la Comisión Europea, negociada el pasado verano y que tendrá vigencia para el periodo 2021-2027. Para lograrlo se ha incluido el ferrocarril turolense como un ramal del corredor Mediterráneo, al igual que logró el Gobierno del PP con el tramo Zaragoza-País Vasco al pactar su inclusión en el eje Atlántico. De este modo, todo el corredor Cantábrico-Mediterráneo que reclama Aragón para vertebrar su territorio podrá optar a la cofinanciación europea.

Las intensas gestiones de la eurodiputada Inés Ayala se unieron a las del Gobierno de Pedro Sánchez para paliar el varapalo inicial. Nada más asumir la cartera de Fomento, José Luis Ábalos trasladó a principios de julio a la comisaria de Transportes, Violeta Bulc, la reclamación conjunta de Aragón y Valencia en una reunión mantenida en Madrid. Y a esa se sucedieron otras con la Dirección General de Transportes, con los propios ponentes de la propuesta de revisión de la red transeuropea y con europarlamentarios para recabar los apoyos necesarios.

Las gestiones fructificaron ayer en la comisión conjunta de Transportes e Industria del Parlamento europeo, que respaldó la línea turolense en una votación a mano alzada y en la que el informe general salió adelante con 71 votos a favor, 19 en contra y 3 abstenciones.

Inés Ayala no ocultó su satisfacción, pero resaltó que se trata de un "paso esencial, la condición sine qua non" para lograr la cofinanciación europea, pero dejó bien claro que "solo es el principio del principio".

Para empezar, la propuesta deberá ratificarla el pleno del Europarlamento en una votación prevista para el mes de enero antes de que el Consejo Europeo dé el visto bueno definitivo. "No nos podemos relajar, porque ahora toca hacer un buen proyecto y pelearlo en la Unión Europea para conseguir que el corredor sea cofinanciado", advirtió.

La inclusión de la línea en la red transeuropea de transportes posibilitará que sea financiada por el nuevo reglamento Mecanismo Conectar Europa (Connecting Europe Facility), que reserva 19.330 millones para respaldar proyectos prioritarios de transporte para el periodo 2021-2027. Otros 11.285 millones están reservados para actuaciones de países con acceso al Fondo de Cohesión.

A los 19.330 millones podrán optar todos los proyectos incluidos en la red básica (donde figuran los ejes Atlántico y Mediterráneo con los dos ramales aragoneses que conforman el corredor Cantábrico-Mediterráneo) y los que están en un escalón inferior (la denominada red global, en la que se encuentra la reapertura del Canfranc). En este último caso, solo se podrán repartir un 15% del presupuesto total, aunque igualmente tendrán la posibilidad de que las infraestructuras sean cofinanciadas hasta el 50%.

En todos los casos, la financiación se repartirá como hasta ahora por concurrencia competitiva y, por tanto, habrá que presentar proyectos muy sólidos. Por el momento solo se dispone de un estudio informativo para transformar la decimonónica vía de Teruel en una plataforma de doble vía electrificada, uso mixto para viajeros y mercancías y características de alta velocidad, cuyo coste se estimó en 2011 en 4.000 millones. Y la única realidad se reduce a unas obras para adecentar la infraestructuras que se han presupuestado en 386,8 millones y que se alargarán hasta 2023.

Etiquetas
Comentarios