Despliega el menú
Aragón

El Royo Villanova de Zaragoza carece de sala de despertar tras una colonoscopia

Los pacientes lamentan que se les saque al pasillo para recuperarse de la sedación. Los trabajadores critican la saturación del centro.

Las Urgencias del hospital Royo Villanova llevan días saturadas.
El Royo Villanova atiende a los pacientes de la margen izquierda de Zaragoza.
José Miguel Marco

Usuarios del hospital Royo Villanova de Zaragoza han denunciado la falta de una sala de despertar para los pacientes que se someten a una colonoscopia. Lamentan que tras la prueba, la persona debe permanecer en ese mismo espacio o se le saca al pasillo mientras esperan a que se pase los efectos de la sedación necesaria para la exploración. Trabajadores y sindicatos aseguran que esta es una muestra más de la saturación del hospital, que atiende a toda la población de la margen izquierda de Zaragoza.

La colonoscopia es una prueba muy común que permite la visualización directa de todo el intestino grueso y también, si es necesario, la parte final del intestino delgado. Habitualmente, el estudio se hace con una sedación moderada.

Tras la exploración, los pacientes de los hospitales Miguel Servet y Clínico pasan a una sala de despertar para recuperarse de la sedación y poder expulsar el aire que es necesario inyectar para el proceso. Sin embargo, el Royo carece de este espacio. "Una vez finalizada la colonoscopia, te sacan a un pasillo, te sientan en una silla y tienes que esperar a que te despejes de los efectos de sedación y te quiten la vía", lamenta José Alejandro Serrano Miguel, paciente del Royo Villanova. "Es indigno, denigrante y bochornoso no poder recuperarte en una sala donde una enfermera te pueda atender y expulsar el aire insuflado con un mínimo de privacidad. Es un agravio para los pacientes del Royo", añade Serrano.

Esto contrasta, según comenta este mismo paciente, con la "profesionalidad, la atención, el cuidado y el cariño con el que te atienden tanto las enfermeras como los médicos". "Ellos son los primeros que se quejan de esta situación sin que sean atendidas sus reivindicaciones", señala.

CSIF y CC. OO. confirman la carencia de una sala de despertar tras someterse a una colonoscopia en el Royo Villanova. De hecho, según apuntan desde este último sindicato, antes si los enfermos se mareaban, se usaba una sala que ahora ha pasado a ser hospital de día.

Los representantes de los trabajadores recuerdan que esto es una muestra más de la falta de espacio del hospital. Al no contar con suficientes habitaciones disponibles, las Urgencias se saturan con frecuencia, ya que se crea un cuello de botella por no poder pasar a pacientes a planta. Este mismo lunes, a media mañana, había hasta siete personas en reboxes (fuera de las salas de observación), aunque por la noche se consiguió estabilizar el servicio.

Soluciones para el hospital

Desde el Departamento de Sanidad se es consciente de la falta de espacio de este hospital ante el incremento de población de la margen izquierda en los últimos años. Además, muchos pacientes provienen de residencias de ancianos que precisan con frecuencia hospitalización. Ante la falta de camas libres, hace unas semanas se tuvo que derivar por primera vez a pacientes a centros de fuera del Salud. En concreto, al hospital San Juan de Dios. Y, según avanzó la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, se está trabajando en convenios con otros centros para poder tener más disponibilidad de camas.

Asimismo, hay pendiente un proyecto de reforma de la zona de Urgencias del Royo Villanova. En principio, estaba previsto para este verano, pero finalmente se ha tenido que aplazar al año que viene. Se quiere aprovechar el periodo vacacional cuando la presión asistencial baja y las obras no generan tantos trastornos.

La reestructuración de la atención sanitaria de la margen izquierda de Zaragoza se completará con los cambios planteados para el centro de especialidades Grande Covián. Abrirá más consultas, hasta diez de diferentes especialidades, y albergará servicio de Rehabilitación, tanto Atención Primaria como hospitalaria.

Etiquetas
Comentarios